Alejandro Corona en El árbol de Gabriel: “Jamer descubre engaños y si no, ¡los inventa!”

Corona, interpreta a un personaje que llegó a complicar las vidas de Gabriel León (Jorge Reyes) y Magdalena Miranda (Daniela Bascopé), a delatar, y en otros casos promover, las malas intenciones de otros; pero sobre todo, llegó a desentrañar muchos de los secretos que se ocultan en esta historia. “Mike Hammer, como le digo, es una especie de catalizador de algunos personajes que buscan la felicidad a través de malograr la de otros. Es un hombre que cree ser original y auténtico, sin percatarse que es un estereotipo “decadente” de los 70’s. Su personalidad envuelve a los que no tienen vida propia, a los que viven a través de las vidas ajenas que son, para ellos, más interesantes que la propia”, comenta el actor.

Jamer es un detective que estará involucrado en situaciones disparatadas llenas de humor, y que en la mayoría de los casos, embaucará a quienes solicitan sus servicios. “Para saciar la sed de los que lo contratan debe tergiversar un poco lo encontrado, o aunque sea ponerlo en superlativo. Pero esto no será fácil, se le van a presentar obstáculos… La incredulidad de algunos, la falta de dinero de otros, y su propia dificultad para conseguir la información que pidan sus contratistas… Jamer es el detective que descubre engaños, y si no los hay, hace parecer que sí. Es un creador de ficciones reales para la felicidad.”

¿En qué se parece a Jamer?

En su inocencia, en el gusto por lo retro y sus ganas de tener motos, mujeres y cosas (risas).

¿Has interpretado un personaje como éste anteriormente?

¡Claro! En “Cheverísimo” hacia a “Ivo Trino”, una creación de Francisco Martínez, Carlos Cerruti y Pompeyo Izquierdo, basado en los grandes de la canción venezolana de los 60’s y 70’s como Ivo y Trino Mora. El modo de hablar afectado y “suave”, viene de ellos y de esa época. Desde el punto de vista de la personalidad, no, jamás, eso es nuevo para mí y representa un reto más para realizar o fracasar. Ya veremos…

Después de 49 años de carrera artística… ¿Qué significa este nuevo rol para tu carrera?

Que estoy a punto de cumplir 50 años en esto y nada mejor que un personaje retro para ello.

Primera vez que trabaja en una telenovela de Alberto Barrera…

Si… Alberto es un chamo muy ágil y progresista. Su novela tiene la agilidad de los mejores sitcoms de la televisión mundial y con el agregado de la novela latinoamericana. Comprende bien los prototipos sociales y sus estratos, y los conjuga con la armonía que espera uno funcione la sociedad, con justicia, libertad y un Dios magnánimo que intervenga y decida por el bien común.

¿Qué ingrediente tiene esta historia que consideres ha cautivado al televidente?

Tiene lógica, nada mejor que ver una acción que tiene una acertada reacción, o sea, se parece a la tuya. Humor, todo parece estar atravesado por una compleja ironía que nos hace ver la humana verdad detrás de la mentira estúpida, eso es humor del bueno. Excelente casting, los protagonistas están “de novela” (risas), las nuevas figuras me encantan, ¡que vivan las nuevas generaciones!

¿Cuál es el ingrediente, a tu juicio, que no puede faltar en una historia para que pueda ser exitosa?

La más importante es la verdad, o sea, el parecido con la realidad humana. Pero también hay otro de gran atractivo que es la fantasía, personajes que logran sus sueños. La violencia que hoy vive la humanidad, también es un ingrediente. Y algo que todos aspiramos… que la sociedad funcione predeciblemente aunque nos sorprenda, paradoja divina y maravillosa.

¿En este corto tiempo que estuviste fuera de la pantalla descansaste, o laboralmente estuviste haciendo otras cosas?

Reconstruí un carro y una camioneta. Escribí un poema, así le digo a mis desafueros literarios. Actué en el sitcom de Henry Galué para TV, “Un Hotel de Locura”. Participé en la película “Memorias de un Soldado” de Caupolicán Ovalles. Di clases en dos talleres de actuación de iniciación a la actuación, en Puerto La Cruz. Vacuné a todos mis perros y gatos (risas). Les mandé real a mi hermana y mi mamá, pero no mucho porque la cosa está dura.

Actualmente, además de “El Árbol de Gabriel”, ¿En qué andas, laboralmente hablando?

Lo inmediato es ir a cantar con la Orquesta de los Actores en Puerto la Cruz el 4 y 5 de noviembre. Estoy comenzando a dialogar un guión para cine de William Colmenares, su ópera prima sobre “Jesús venezolano”, que debe ser la obra orgásmica del cine latinoamericano, y eso sin ser porno, todo lo contrario, es espiritual y violenta. Y mientras sigo siendo Jamer: detective privado, pero sólo de recursos.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Escribir tonterías de esas espirituales que todos buscan a la hora de estar perdidos o tocando fondo por sus conductas; reconstruir carros, aunque ya no tanto por los costos y ahora por falta de repuestos para carros viejos; beber con los amigos para hablar de los viejos tiempos que siempre fueron mejores…

¿Cuál es tu principal motivación?

El hambre de los que quieren saber.

¿En qué crees?

En la imperfección del ser humano.

¿Hasta ahora que es lo mejor que te ha pasado en la vida?

Crecer… Darme cuenta que los sueños no se conquistan si no se persiguen, y que aún conquistando sueños no se consigue la realización, porque a veces los sueños están llenos de carencias. A veces por conquistar no mides qué es lo importante. Entonces lo mejor que me ha pasado en la vida es que me he dado cuenta de que aún no hecho nada de lo qué enorgullecerme, excepto tener familia y quererla cuánto puedo.

¿Un sueño por cumplir?

Tener algo de lo cual enorgullecer a la especia humana de las próximas generaciones, si no puedo, entonces me conformo con hacer reír un poco a esta generación.

¿A dónde quieres llegar?

A descubrir qué hace feliz a un ser humano. Porque he visto a varios sonreír y suicidarse después. He visto tenacidad y compromiso en personas que a la hora del derrumbe corrieron por sus vidas y olvidaron a quienes dejaban atrás. Pero también he visto ternura en la más absoluta pobreza, compasión en la indolencia, desprendimiento en la carencia…Quiero llegar a ver un ser humano, que no piense sólo en él, si no en todos. NP

Image

EA