Proponen movimiento internacional por el arte en la calle y defienden a Shakira

Para Baldomero Verdú, vocalista de Fibonacci, “es inaceptable que a los artistas que se presentan directamente en las calles se les persiga o sancione, obligándolos a someterse a la autoridad, al permiso, a la censura previa. El único y verdadero delito que comenten es compartir sus propuestas con la gente, sin intermediarios. El arte es libre, igual que la calle”.

En Caracas y otras capitales del mundo se vienen extremando medidas, que en nombre de un pretendido orden urbano, limitan la expresión artística, todo un contrasentido, “es como una especie de privatización del Estado”. Explicó Harry Febres, guitarrista de Fibonacci.

Image

“Apreciamos el arte de calle y promovemos el ejercicio de la libertad siempre y cuando el uso de los derechos y libertades individuales no perjudique los derechos y libertades colectivos. Nos debemos a la espontánea interacción, sin pasar por peajes ni protocolos. Proponemos impulsar un movimiento social que nos devuelva las calles, imagínense a un poeta pidiendo permiso para declamar o a un pintor para plasmar un paisaje”, añadió Febres.

Image

Total, para Fibonacci, las calles son del pueblo, no de la policía. La comunicación de los artistas en la calle es con las personas, a quienes no subestiman. “El arte promueve justamente la reflexión y el debate”.

*Shakira es alocada, gracias a Dios*

“Es una ridiculez pretender multar a Shakira por aparecer en un videoclip de parrillera en una moto, sin casco. Shakira nos guste o no, ha llevado muchas cadencias latinoamericanas fuera del continente, y eso es digno de reconocimiento, lo de la posible multa es comiquísimo, con ese argumento tendrían que darle cadena perpetua a Jackie Chang”. Shakira es alocada, gracias a Dios. Expresaron los miembros de Fibonacci: Baldomero Verdú, Harry Febres, Sergio Barreto, Alejandro Rivero y José Núñez, desde el concurrido Bulevar de Sabana Grande, donde tocan con frecuencia por sorpresa.

Contactos: Twitter: @FiboC / Facebook: Fibonacci-banda

EA