“Bárbara Miranda me divierte mucho”: Lourdes Valera sobre su personaje en “El Árbol de Gabriel”

Bárbara emigró a Estados Unidos para cumplir su “Sueño Americano”. Quería buscar nuevas oportunidades en el área de bienes raíces, pero no tuvo suerte. “Bárbara es una de tantos emigrantes para quienes el sueño americano se les convirtió en pesadilla...”, señala Alberto Barrera. Sin embargo, se quedó un tiempo más trabajando en cuanto podía, para subsistir mientras les hacía creer a todos que tenía mucho éxito. “Ella lo pierde todo y le da pena decirle a su hermana. Para tratar de mantener su mentira hará mil cosas. Hasta que no le queda otra que regresar a Venezuela”, comenta la actriz.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar en una telenovela del escritor Alberto Barrera?

Para mi Alberto es uno de los mejores escritores de Latinoamérica, me gusta su verbo y disfruto estar bajo su pluma. Esta novela me encanta, me parece una telenovela madura. Y mi personaje, que fue escrito en comedia, me divierte mucho.

¿Qué tal el trabajar junto a tu esposo, el director Luis Alberto Lamata?

Trabajar de la mano de Luis siempre es crecimiento, es un gran director. Además es mi cómplice en todo, sabemos separar el trabajo de nuestra vida en común. Con Alberto Barrera, también trabajé en "Se solicita Príncipe Azul", pero no era su nóvela.

También has trabajado antes con la productora Consuelo Delgado…

Consuelo Delgado ha sido mi productora en los últimos años. Ella hace que yo pueda cumplir con todo mi tratamiento médico y mis compromisos como actriz.

Una vez más trabajas con dos de tus grandes amigas, Nohely Arteaga y Daniela Bascopé…

Para mi trabajar con Nohe, es siempre muy rico, lo he hecho mucho en teatro y en telenovelas. ¡Es mi hermana de vida! Igualmente con Danielita, las dos hemos compartido muchas cosas en común, y en momentos ha sido mi mayor apoyo. Esta novela está llena de afectos Roque Valero, Jorge Reyes , Beatriz Vázquez, y Héctor Manrique, que además ha sido mi director de teatro…

¿En este tiempo que estuviste fuera de la pantalla, te dedicaste sólo a tu recuperación, o laboralmente estuviste haciendo otras cosas?

Después de mi operación donde estuve en cama dos meses, fue el teatro donde busqué mi refugio. “Solo dementes” y a “A 2,50 La Cubalibre” me hicieron regresar. Luego vino “Toc Toc”, obra que me alegra la vida y me ha enseñado que con el trabajo en grupo siempre puedes vencer tus limitaciones. También realicé un taller de escritura con Mónica Montañés.

¿Actualmente, además de “El Árbol de Gabriel”, estás trabajando en otros proyectos?

Aparte de la novela, estoy en la obra de teatro “Toc Toc”, que ya tiene 10 meses en cartelera. NP

Image

EA