La actriz Jodie Foster quiere mejorar la imagen de su amigo Mel Gibson

“No es un santo, es un bocazas y hace cosas maleducadas que podría hacer tu sobrino, pero desde el primer momento que lo vi supe que lo querría durante el resto de mi vida”, dijo la actriz.

“Le conozco de un manera muy compleja” señaló Foster, “yo sé que tiene problemas, pero cuando quieres a alguien no te alejas de ellos cuando están luchando”, señaló respaldando a su colega.

Mel Gibson quedó el libertad condicional la semana pasada tras ser acusado por agresión a su expareja, la rusa Oksana Grigorieva, madre de su hija, Lucía, quien le denunció por malos tratos en enero de 2010.

El actor deberá acudir a un curso de orientación psicológica de 52 semanas para controlar sus ataques de ira, abonar una multa de 580 dólares y realizar 16 horas de servicio comunitario con la organización Mending Kids.

Antes de que el escándalo estallara en los medios de comunicación, Foster indicó que su amigo confió en ella y le vio sufrir durante el rodaje de su última película, “es una persona real, no es una figura de cartón”.

“Hablamos sobre ello, sobre qué estaba pasando en su vida. Creo que no me lo contó hasta que se convirtió en algo que no podía manejar él solo”, detalló.

Ambos han coincidido en películas como 'Maverick' (1994) y ahora en la producción más reciente de la actriz como directora 'The Beaver', en la que también interpreta un papel junto a Gibson.

“Siempre le estaré agradecida por la actuación que hace en la película”, ha dicho la actriz, que no teme que la vida privada de Gibson afecte a la película. “Sólo tengo que pedir una cosa a todo el mundo, ¿pueden ver una película y apreciar al artista por su trabajo?”. EFE