Un día como hoy hace 100 años, nació Mario Moreno: Acá 10 datos que no conocías de “Cantinflas”

No por nada se ganó el cariño de los mexicanos y de muchas personas alrededor del mundo, y esto se ve reflejado en el aniversario número 100 de su natalicio, pues en diversas partes del mundo se le ha rendido homenaje, y su nombre circula en los principales diarios y redes sociales.

Así pues el periódico sexenio.com y El porvenir presentan algunos datos curiosos de este gran comediante.

Mario Moreno Reyes fue el sexto de seis hermanos en una familia de escasos recursos en el barrio de Santa María la Redonda, en el Distrito Federal; aunque creció en el barrio bravo de Tepito.

De joven inició la carrera de Medicina para complacer a su padre, pero presionado por la difícil situación económica de su familia y motivado por sus habilidades para la comedia, abandonó la escuela para participar en pequeños papeles en el circuito de carpas de la Ciudad de México.

Además de la Medicina, Cantinflas probó suerte en distintas disciplinas antes de incursionar en la actuación, entre las que se encuentran el boxeo y el toreo profesional.

En sus inicios, buscó imitar el estilo del actor estadounidense Al Jolson, pintándose la cara con pintura negra. Posteriormente, explotó el personaje del habitante barriobajero (El Peladito) utilizando ropa holgada, y su ya emblemático bigote ralo.

El personaje de Cantinflas tuvo su inspiración en un "borrachito" que conoció Mario Moreno cuando trabajaba en el teatro.

Sus juegos de palabras y la utilización de un discurso saturado que al final de cuentas no construía ningún sentido se volvió su sello particular. Al punto que hoy en día llamamos "cantinfleo" al hablar y hablar sin decir nada.

Además de la actuación, Cantinflas incursionó en la música, grabando un disco que salió a la venta en 1983. A pesar del talento del comediante, el productor Carlos Ávila Aranda confesó a la revista Clío que convencerlo no fue tarea sencilla, pues en diversas ocasiones se negó argumentando que no era cantante.

Su fama traspasó fronteras. Cantinflas también probó suerte el Hollywood. Su filme más exitoso en el país del norte fue sin duda La vuelta al mundo en ochenta días (Michael Anderson, 1956), en donde el mexicano encarnó a Passepartout, eterno acompañante de Phileas Fogg.

Antes de ser un gran actor de cine, Cantiflas inició su carrera en las carpas. En 1953 decide regresar a sus orígenes, con la puesta en escena Yo, Colón, la cual fue presentada en el Teatro de los Insurgentes.

En la obra, el comediante encarnaba a la Estatua de Colón que se ubica en Paseo de la Reforma, la cual cobraba vida por las noches para enfrentarse al México moderno y su "redescubrimiento de América".

El éxito de "Cantinflas" fue tal que se crearon series animadas, en 1972 Moreno y Televisa se aliaron para dar paso a la serie animada Cantinflas Show, la cual consistió en episodios educativos de apenas cinco minutos en donde el comediante en versión animada bien podía encontrarse con personajes históricos como Einstein, Da Vinci y Napoleón entre otros, o explicar los orígenes del petróleo o la electricidad.

El éxito del Cantinflas Show fue tal, que en 1979 Hanna-Barbera decidió realizar una nueva versión más larga titulada Cantinflas y sus amigos, en donde el personaje conoció a nuevos personajes algunos de la vida real y otros literarios y visitó lugares como el Amazonas, el Vaticano y la Torre Eiffel. Como dato curioso en ambas series Cantinflas prestó su voz.

Fuente: Rodrigo Fraga/ http://de10.com.mx/12147.html

DJ