Escultura de Botero "Mujer fumando" fue vendida por más de un millón de dólares

Ese es el caso de "Mujer fumando", realizada en bronce y con pátina marrón oscura, que tiene unas dimensiones superiores a los 3,5 metros de largo y 1,5 metros de ancho y alto, y que salió a la venta por medio millón de dólares.

Christie's había calculado que la vendería por entre 800.000 dólares y 1,2 millones de dólares y efectivamente el precio de martillo fue de 950.000 dólares, aunque una vez añadidas las comisiones y demás gastos, quedó en 1.142.500 dólares.

La figura, en la que la dureza del bronce en que está realizada contrasta con las suavidad de sus formas, es un ejemplo icónico de los temas que prefiere este artista, así como de su debilidad por las formas voluptuosas.

El artista colombiano, nacido en 1932 en Medellín, es uno de los creadores latinoamericanos más cotizados del momento, algo que quedó hoy patente en una velada en la que también se vendieron otras piezas suyas como "Horse with saddle" (338.500 dólares), "Reclining Woman" (242.500) "El Milagro de San Hilarión" (290.500), "Dancers" (56.250) y "Vida de San Zenobio" (242.500).

Child", de 1990, considerada una de las obras más exquisitas de Botero en este medio, que salió a la venta por entre 450.000 y 650.000 dólares y finalmente se adjudicó por 614.500 dólares.

Sin embargo, quedó sin venderse "The Patio", una pintura de llamativos colores realizada en 2000, que salía a la venta por entre 500.000 y 700.000 dólares.

Junto a las obras de Botero, un grupo de pinturas de la década de los cuarenta y cincuenta del chileno Roberto Matta (1911-2002) atrajeron también gran atención entre los compradores potenciales, ya que era la primera vez que se ofrecían en una subasta, y "Crucisphere" se vendió por 398.500 dólares.

También se vendieron de él "Eupure" (1944) por 386.500 dólares, "Horror is not Truth" (1948) por 146.500, "Qui insuffle le printemps" (1952-1958) por 494.500, y "Sketch-Etude au temps du Le forçat de la lumière" por 338.500, entre otras muchas piezas suyas.

Del también chileno Claudio Bravo, nacido en 1936, destacó la venta de "White, Blue and Yellow Papers", que superó los 722.500 dólares y fue la obra procedente de ese país más cotizada.

En cuanto a los artistas mexicanos, destacaron las ventas de Rufino Tamayo (1899-1991), entre ellas "Mujeres", una obra maestra pintada en París en 1960 en la que se observan claramente sus influencias expresionistas y abstractas y que fue adquirida por 698.500 dólares.

Su potente pintura "Pájaros", realizada durante la Segunda Guerra Mundial y en un una de sus etapas más creativas, se vendió por 586.500 dólares, al tiempo que su "Adán y Eva" se colocó por 386.500 dólares, mientras que "Retrato de Olga" y "Hombre en el espacio" quedaron sin vender.

Otra de las piezas más cotizadas fue un cuadro sin título de Wifredo Lam (1902-1982) realizado entre 1946 y 1947, en el que se pueden observar una de las figuras antropomórficas que caracterizan la obra de este artista cubano y que se adjudicó por 662.500 dólares. También suya es "Les Jumeaux", que se vendió por 236.500.

Desde Uruguay, el "Navío constructivo" realizado por Joaquín Torres-García en 1934 se vendió por 362.500.

Entre las piezas que también superaron hoy los 300.00 dólares destacaron igualmente "Cuatro pescados" del mexicano Francisco Toledo (nacido en 1940) y "Tríptico con amarillo" del venezolano Jesús Rafael Soto (1923-2005).
EFE