Fracasa el proyecto de Madonna para crear una ONG en favor de las niñas de Malaui

Sin embargo, señala el rotativo, la dirección de esa organización no lucrativa, que contaba con la financiación de la cantante así como del Centro Internacional de la Kabala de Los Ángeles, gastó 3,8 millones de dólares "en un proyecto que nunca dio frutos".

El diario señaló que el consejo de directores de "Raising Malawi" ha tenido que ser reemplazado y que su director ejecutivo, Philippe van den Bosche (novio de la exentrenadora de la artista, Tracy Anderson) "abandonó en octubre pasado en medio de críticas por su estilo de gestión y por sus altos costes".

"Eso incluía lo que los auditores han descrito como gastos extravagantes en salarios, coches, oficinas, cursos de golf, vivienda y chófer para el director de la escuela", agregó el medio, que indicó que los planes para construir la escuela en Malaui "han sido abandonados de forma oficial".

"Se ha tomado la decisión de no proseguir con los planes para la creación de la escuela de niñas Raising Malawi tal como se concibió inicialmente", señaló el codirector del Centro de la Kabala, Michael Berg, en un correo electrónico dirigido el jueves a quienes contribuyeron a financiar el proyecto, según el Times.

Berg también les informó en el mismo mensaje que el consejo de directores de la ONG será también reemplazado.

El diario señaló que en esta operación la conocida intérprete, de 52 años, "ha prestado su nombre, su reputación y once millones de dólares", además de haber hecho visitas frecuentes al país africano y haber visitado el lugar de construcción de la escuela.

Madonna, por su parte, emitió un comunicado en el que dijo que utilizará los fondos recaudados en favor de la ONG, que ascienden a 18 millones de dólares, para otros proyectos relacionados con el empobrecido país africano.

"Hay una crisis de educación en Malawi. El 67 % de las niñas no van allí a la escuela, y eso es inaceptable. Vamos a trabajar para contribuir a una solución en la mejor manera que podamos", manifestó en ese comunicado, según el diario.

Además de esos dos hijos adoptivos, la cantante es también madre de Lourdes María, nacida en 1996 de su unión con el actor y entrenador físico Carlos Leon, y Rocco John, de 10 años, e hijo de su matrimonio con el director de cine británico Guy Ritchie. EFE