Fundador de orquestas juveniles José Antonio Abreu recibe el Premio de la Paz de Seúl

Al recibir el galardón, Abreu dijo que desde pequeño ha tenido la oportunidad de satisfacer su vocación musical, y por eso deseó siempre compartirla con el mayor número posible de jóvenes venezolanos en condiciones de exclusión y marginación social.

Abreu, de 71 años, creó el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela en 1975 para educar y rehabilitar a los jóvenes que viven en las calles del país latinoamericano, un programa del que se han beneficiado más de 300.000 personas.

El venezolano afirmó sentirse muy agradecido por el premio e indicó que su proyecto intenta alcanzar un mundo de paz a través de la música e imbuir el poder esperanzador de la música en el corazón de los jóvenes.

El comité que concede el galardón, que se entrega cada dos años, ha resaltado el esfuerzo y contribución del músico venezolano para crear y gestionar el famoso Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles "dedicado a mejorar la educación de adolescentes con pocos recursos y su bienestar social".

Abreu es la décima personalidad que recibe este premio, dotado con 200.000 dólares (unos 145.000 euros).

Los organizadores del Premio de la Paz, creado en 1990, destacan que el proyecto de Abreu, presente en unos 25 países, orienta a los pobres para que comprendan el valor de la vida y los guía para convertirse en miembros sanos de la sociedad.

Estos premios reconocen a quienes luchan por la paz más allá de razas o ideologías y han recaído en personalidades como el ex secretario general de Naciones Unidas Kofi Annan o el español Juan Antonio Samaranch, quien fuera presidente del Comité Olímpico Internacional (COI). EFE