Óscar de la Hoya confiesa que “estoy cansado de mentir” y que no regresará al cuadrilátero

“No sé cómo estoy vivo, sin haber llegado a la cárcel o a la muerte”, expresó. “En un punto me pregunté si valdría la pena seguir viviendo”.

De la Hoya repasó su vida, desde que a los nueve años de edad comenzó a probar alcohol en las reuniones familiares, lo impactante que le resultó la muerte de su madre cuando era un joven de apenas 17 años y los momentos en que arriesgó su matrimonio, el bienestar de sus hijos y su vida. Uno de los momentos más incómodos fue cuando admitió que aquellas fotos que se pasearon por la red, en las que supuestamente aparecía vestido con lencería femenina y que fueron desmentidas una y otra vez, en realidad eran suyas.

A sus 36 años y con un gran reto personal de frente, de la Hoya subrayó que está cansado de mentir y que para cambiar por completo su vida debe aceptar y enfrentar sus errores. Por eso, lleno de optimismo, y con el respaldo de su esposa, Millie Corretjer, se apoya en las terapias de recuperación que recibe para continuar una vida en pareja lejos de los vicios y excesos.

Fuente: http://www.peopleenespanol.com/pespanol/articles/0,22490,2091275,00.html

DJ