La violencia en el cine es una catarsis, dice el director británico Michael Winterbottom

Lou Ford es un muchacho de buena familia de la burguesía texana que ha heredado de su padre una gran casa repleta de libros. A veces se le ve escuchando óperas. Por algunas imágenes en flash-back se comprenden algunos de los traumas de su infancia: sexo y violencia.

"En el libro su padre es un médico. La música clásica sustituye en el filme al padre. Yo buscaba una cadencia, un ritmo. El filme está contado desde su punto de vista, esa música la asocié a los asesinatos", dijo Winterbottom.

El filme fue rodado en Oklahoma, Nuevo México y Texas, en los mismos lugares donde se desarrolla la historia contada por Jim Thompson. "Ese libro me impresionó mucho. Thompson escribe lo peor sobre sus personajes. Es algo shakesperiano que no está ligado a la realidad. Todo lo lleva al extremo", dijo el realizador.

"Después de leerlo yo me sentí purgado. Esa extrema violencia puede servir de catarsis. La violencia es chocante. No creo que nadie después de leer la novela o al salir del cine tenga ganas de hacer lo mismo que Lou Ford. Lo que me llevó a adaptarla es que todo está muy bien descrito y los diálogos son muy buenos", añadió.

Winterbottom, quien ganó el Oso de Oro en 2003 con su drama sobre refugiados 'In this world', debió defenderse en la rueda de prensa cuando prácticamente se le acusó de regodearse en una violencia gratuita y machista, ya que el sheriff psicópata mata sin razón alguna a puñetazos y patadas a sus dos amantes. "La novela está contada en primera persona. Es la versión que tiene el sheriff de los hechos. El está enamorado de sus dos mujeres, pero sabe que las va a matar. Y cuando lo hace se siente feliz", explicó.

"Pienso que si alguien al ver mi película piensa que es una manera de justificar o alentar la violencia contra las mujeres es que la ha visto de manera perversa", dijo Winterbottom, de 48 años, conocido por sus películas 'A mighty heart', con Angelina Jolie, y 'The road to Guantánamo'.

El director calificó su filme como "un melodrama sobre el comportamiento de un hombre que no es feliz, alguien vulnerable, débil, y por eso muy destructor. Alguien que no se ama a sí mismo. Su personaje es alguien repugnante, y en eso traté de ser fiel al libro de Thompson".

"Hay una violencia contra las mujeres y los hombres en los libros, en las películas y en general en la sociedad actual. Es necesario que al mostrar la violencia en la pantalla eso sea repugnante. La violencia contra las mujeres siempre ha existido y me parece un tema digno de ser tratado", añadió

"Los libros de Thompson lo meten de cabeza a uno en esa violencia. Cuando uno los ha leído reflexiona en sus propios actos", dijo Winterbottom, quien se interesaba ya en una asesina en su filme 'Butterfly kiss' (1995).

AFP