¿El escándalo del príncipe Harry? A la chica se la llevaron presa...

La joven, que fue encarcelada horas después del sonado encuentro con Harry, por haber firmado supuestamente cheques si fondos por valor de 13.000 libras, ha pasado casi un mes en una de las cárceles más duras de los EE.UU.

Según su versión, Reichert denuncia que no ha sido tratada de manera justa y culpa de su encarcelamiento a los servicios de seguridad del príncipe. «Creo que el servicio secreto británico o quien protege a la familia real tiene algo que ver con mi situación», ha explicado.

Seleccionada junto a otras siete chicas

El pasado agosto, el príncipe Harry fue fotografiado jugando al billar desnudo, acompañado de esta joven en una de las ocho suites del resort Encore Wynn de Las Vegas.

Carrie, quien asegura que fue personalmente seleccionada junto a otras siete chicas para pasar un rato con el príncipe Enrique, trabaja como esteticista en San Diego y, aunque dijo tener 32 años, la orden de detención revela que en realidad tiene 40.

Sin embargo, los miembros de seguridad de la familia real, señalan como «totalmente falsas» esas declaraciones de Reichert y señalan que ella ni siquiera estuvo presente en la famosa fiesta.

Ella niega los cargos, que asegura que se remontan a uno de sus negocios pasados, que quebró en 2003.

Pero, a pesar de ello, ha pasado casi un mes en la cárcel del Condado de Harrison, Mississippi, uno de los mayores centros penitenciarios del país. Su abogado, Donald Rafferty ha achacado este trato injusto a la altísima repercusión que tuvo la entrevista que a joven concedió a «Mirror». y ha explicado que podrían haberla puesto en libertad bajo fianza.

Fuente: http://www.abc.es/20121024/estilo-gente/abci-modelo-carcel-fiesta-princi...

DJ