¿Por qué Anne Hathaway parece ser odiada en Estados Unidos?

Según el académico Terry Pettijohn, estos ataques y comentarios negativos tendrían una razón científica: la recesión económica de Estados Unidos. “Cuando los tiempos son buenos preferimos a actrices con rostros más redondos”, señala Pettijohn al escritor Daniel D’Addario de Salon.com en un artículo titulado Anne Hathaway, la estrella más polarizante de Hollywood.

Pettijohn concluyó que Hathaway tiene un “rostro maduro” construido por su forma delgada y estructura ósea. “Sugiere que será más popular cuando los tiempos sean más desafiantes“.

En tanto, Brian Moylan de “Hollywood.com”, escribió: “A las personas no les gusta Anne Hathaway”. Luego, añadió: “Utilizan la palabra “odio” muchas veces cuando hablan sobre ella. Y su odio es vehemente, como el de Tomy por Daly, como el de los Hatfield por los McCoys, y como el de Taylor Swift por cualquiera de los hombres con los que ha hablado desde su cumpleaños número 15”.

Richard Lawson de The Atlantic Wire dijo a Moylan de Hollywood.com que Hathaway “tenía este modo de actor niño en el que adopta el estado de ánimo de cada situación en la que está (ruda y obscena en Chelsea Lately, con elegancia y “clase” en los Óscar, etc.), pero lo compensa en exceso demasiado cada vez”. Lawson continuó, “siempre parece que actúa, y su acto favorito es esta humildad y amabilidad exagerada”.

La escritora Victoria Wellman dijo que la actriz es “solo una de las personas que simplemente no se desprenden como sinceras”.

El discurso de Hathaway cuando ganó este año el premio de la Academia Británica de Artes Cinematográficas y de la Televisión, o BAFTA, por mejor actriz de reparto por su papel como Fantine en “Los miserables”, también fue duramente criticado.

“Anne molestó a las audiencias al agradecer a todos los que estaban conectados remotamente con Los miserables, incluido el autor de la novela original, Victor Hugo”, reportó EntertainmentWise.com.

Fuente: http://elcomercio.pe/espectaculos/1543973/noticia-que-anne-hathaway-pare...

DJ