El cantante Charly García: "No me rehabilité para ser normal"

¿Qué esperás del 2012?

Lo mejor. Va a haber muchas giras, en abril vamos a tocar en Nueva York y Miami, después seguramente en Europa. Todo esto tiene que ver con salir a mostrar “60 por 60”, que quizá sean las versiones definitivas de mis canciones. Creo que va a ser un gran año.

¿Cuál es el disco del cual te sentís más orgulloso de haber grabado?

A vuelo de pájaro te puedo decir: “Vida”, por ser el primero; “Clics modernos”, por ser el mejor grabado, y “La hija de la lágrima”, por su concepto.

Hoy se habla bastante de un Charly “normal”. ¿Qué significa?
No existe un Charly normal, no es una palabra que tenga que ver conmigo. Si bien yo estuve mal, es decir no sé bien qué mal estuve, lo cierto es que no me rehabilité para ser un tipo normal. Quiero tener experiencias nuevas pero no existe Charly si no es como siempre fue esencialmente Charly. La esencia sigue siendo la misma.

En esta larga y dolorosa rehabilitación, ¿en qué etapa te encontrás hoy?
En una etapa en la que estoy pudiendo hacer las cosas a full, que puedo tocar y cantar, que tengo ilusiones para el futuro. Estoy muy bien, en realidad. Saqué lo malo de ambos mundos, porque también la clínica es un lugar donde te curan de algunas cosas y te enferman de otras. Así que yo, por suerte, creo que salí intacto. Lo que pasó lo puedo tomar como enseñanza, sueños y pesadillas, hubo un poco de todo, pero nunca fui, digamos, miedoso para enfrentar el peligro o lo desconocido.

Pero sin furia, ¿no? Quiero decir, la furia quedó atrás.
De repente me agarra la loca y rompo una guitarra, pero en general puedo aplicar las ideas de una forma más clara, focalizada y calma. Pero ahora puedo ver que esa furia era también porque me sentía incomprendido, no por el público sino por un entorno más reducido, aquellas personas que están más cerca de uno, aunque sé también que uno se enfurece con una persona y la paga el público. Ahora estoy con gente que realmente me entiende y todo está en armonía y eso es casi la felicidad.

Fuente: http://www.primiciasya.com/contenidos/2012/03/04/noticia_91920007.html

DJ