Elle Macpherson: "Necesitas ser una mujer de negocio para mantenerte en la moda"

"Necesitas ser de alguna manera una mujer de negocios para tener longevidad en esta industria", dijo en una entrevista con EFE con motivo de la presentación en la feria audiovisual MipTV de su nuevo proyecto, "Fashion Star", en el que ejerce como productora ejecutiva y presentadora.

Con un vestido entallado que no permite engaños y la larga melena ondulada que también constituye su "marca de la casa", Macpherson reconoció que "con una cara bonita no lo puedes hacer todo" y que si se busca hacer carrera a largo plazo hay que añadirle "experiencia, compromiso e inteligencia".

La australiana, que es consciente de su suerte al seguir en activo con 48 años, asegura no estar interesada en mantenerse en esa industria, sino en alimentar su vida personal y hacer que sea "emocionante, creativa, pasional".

Esa aparente falta de ambición no quita que cuando vincula su nombre a un proyecto, sea la marca de ropa interior lanzada en 2005 o la línea de productos para el cuerpo y el baño sacado ese mismo año, busque no defraudarse ni a sí misma ni al resto.

"No me asociaría con algo que no creyera que fuera a ser súper exitoso", indicó en la presentación de ese nuevo programa, en el que un grupo de 14 diseñadores desconocidos compiten por un contrato multimillonario para lanzar su colección en una de las tres mayores cadenas estadounidenses: Macy's, H&M o Saks Fifth Avenue.

En ese país han superado con éxito los primeros tres programas y durante este encuentro en la localidad francesa, la productora que se ha unido al proyecto, Electus, anunció que se ha logrado vender el formato a otros 75.

"Quería un programa que fuera tanto sobre crear como sobre vender moda", indicó satisfecha de que a diferencia de formatos similares, cuando acaba cada episodio la gente tiene disponible al día siguiente los modelos del diseñador escogido como favorito en ese capítulo.

Otras caras conocidas, las de Jessica Simpson, Nicole Richie y John Varvatos, se encargan también de aconsejar a los pretendientes, pero es en ella en quien recae el peso de una emisión que la sigue manteniendo en boga.

"La industria de la moda es gigantesca en la actualidad y es maravilloso formar parte de ella", añadió en la posterior entrevista con EFE esa mujer que independientemente de sus inversiones empresariales constituye una marca en sí misma.

"Soy una persona íntegra y eso se refleja en una marca con la que la gente quiere asociarse, sea con un programa, leyendo artículos sobre mí o metiéndose en mi página", admite sin falsa modestia Macpherson, cuya labor como diseñadora y empresaria, más allá de su satisfacción personal, se le ha visto reconocido también con premios internacionales. EFE