Descubre por qué Miami se convirtió en la capital de las telenovelas

La escena del capítulo 50 de la telenovela Corazón valiente transcurre en un estudio de Miami de la cadena de televisión Telemundo, donde a pocos metros de distancia Eugenio Siller está grabando Una maid en Manhattan junto a otras populares actrices mexicanas: Karen Senties, Vanessa Villela, Litzy Domínguez y Tina Romero.

En la misma zona del noroeste de Miami, Telemundo graba simultáneamente “Relaciones peligrosas” y Venevision Productions trabaja con Univision en la novela “El talismán” que protagonizan Blanca Soto y Rafael Novoa, a una distancia de sólo 10 minutos en automóvil.

El sur de la Florida se ha convertido en la meca de la producción de telenovelas en español que se transmiten en los canales hispanos de Estados Unidos y son también vendidas a decenas de países, incluso muchos donde no se habla español.

En Miami se están grabando cuatro telenovelas simultáneamente, dos más están en etapa de preproducción y otra acaba de terminarse.

LA CAPITAL DE LAS TELENOVELAS
En total, Telemundo prevé grabar seis telenovelas este año, Venevision planea producir al menos dos —una de ellas con la colaboración de Univision— y el canal de cable Nickelodeon otra más junto a la compañía local Somos Productions.

“En Estados Unidos, Miami es la capital de las telenovelas, de eso no hay duda”, expresó en una reciente entrevista con The Associated Press Joshua Mintz, gerente general de Telemundo Studios.

“No hay ninguna ciudad en Estados Unidos donde se produzcan más telenovelas que acá, y no creo que haya ninguna ciudad más en Latinoamérica donde se produzcan más telenovelas que acá, después de México”, dijo el ejecutivo, encargado del área de entretenimiento de la cadena hispana que ha realizado 20 telenovelas en esta ciudad.

UNA INVERSIÓN MILLONARIA
En el 2011, los productores desembolsaron cerca de 35 millones de dólares para grabar telenovelas en Miami, más del triple de los 11,2 millones de dólares que gastaron en el 2009, de acuerdo con la oficina de Cine y Entretenimiento del condado de Miami-Dade. Ninguno de los canales de televisión ni compañías productoras consultados por la AP quiso revelar cuál es su presupuesto para telenovelas ni cuánto cuesta producir una de ellas.

La mayoría de los actores empleados son mexicanos, pero también hay colombianos como Duque y Novoa, peruanos como Ismael La Rosa y Virna Flores, cubanos, venezolanos y argentinos, entre otras nacionalidades.

Muchos de ellos son figuras consagradas, como Soto, Novoa, Siller, Reséndez, Fonseca, Guy Ecker (“Eva Luna”), Kate del Castillo (“La reina del sur”), Aylín Mujica (“Aurora”) y William Levy (“Acorralada”).

Las razones por las que Miami se ha convertido en un centro de producción de telenovelas son múltiples e incluyen su ubicación geográfica —está cerca de mecas de la telenovela como Bogotá, Caracas y Ciudad de México, lo que facilita el traslado de actores desde esa región—, la diversidad de la población hispana que reside aquí, los paisajes que permiten simular grabaciones en Los Angeles o Nueva York, el clima tropical y la disponibilidad de talento.

Más importante todavía, las cadenas estadounidenses descubrieron que les es más rediticio hacer sus propias producciones y venderlas al exterior, que importar novelas de América Latina.

“Ganan más cuando producen un contenido del que tienen el 100% de los derechos y lo venden al mundo entero, que simplemente comprando una novela y retransmitiéndola aquí”, expresó a la AP Virggi López, una venezolana que fundó una escuela de actuación que ayuda a numerosos actores que trabajan en Miami a neutralizar su acento. “Se dieron cuenta de que era un buen negocio … de que al venderlo ganaban muchísimo”.

“Las telenovelas de Miami han tenido una gran acogida en otros países”, expresó López. “Decir que una novela viene de Miami es como decir que viene de Hollywood”, señaló.

EL ACENTO NEUTRO
Peter Tinoco, presidente y director ejecutivo de Venevision Productions, manifestó que “el objetivo es hacer producciones atractivas para el mercado americano e internacional”. Explicó que por ello las telenovelas de Miami abordan temas universales, tienen un elenco variado y actores que hablan con acento neutro.

López, quien es directora del Centro Internacional de Formación Actoral Luz Columba, explicó que lo que diferencia a las novelas hechas en Miami de las de Latinoamérica es la variedad de nacionalidades de los actores y, fundamentalmente, el acento neutro que se les requiere.

“Tenemos que exigir a la gente que si quiere estar en las novelas tiene que hablar con acento neutro”, manifestó López, por cuya escuela han pasado actrices como Soto y la venezolana Gaby Espino.

Al neutralizar el acento de los actores e incluir un plantel de nacionalidades variadas, las telenovelas tienen más potencial de venta en el exterior, coincidieron los ejecutivos y expertos entrevistados por la AP.

Fuente: AP/ http://elcomercio.pe/espectaculos/1430458/noticia-descubre-que-miami-se-...

DJ