A 21 años de la muerte de la Madre Teresa de Calcuta

A 21 años de la muerte de la Madre Teresa de Calcuta

Hoy miércoles 5 de septiembre, se cumplen 21 años de la muerte de la Madre Teresa de Calcuta, Agnes Gonxha Bojaxhiu, su nombre verdadero; falleció un 5 de septiembre de 1997 en Calcuta (India), tras sufrir un infarto, luego de padecer por algún tiempo enfermedades cardíacas y malaria.

La Madre Teresa de Calcuta nació en Skopje (Macedonia) el 26 de agosto de 1910. Fue la hija menor de Nikola y Drane Bojaxhiu. En 1928, viajó a Irlanda para ingresar en el Instituto de la Bienaventurada Virgen María, conocido como Hermanas de Loreto. Estuvo a cargo del centro St. Mary en 1944. Por 20 años, perduró como religiosa en la comunidad de Loreto, y se mantuvo al servicio de sus hermanas y de las estudiantes del centro.

A los 18 años inicia su labor en la iglesia pero es el 24 de mayo de 1937 es cuando realizó sus votos castidad y consagración eclesial, como ella misma dijo, en “esposa de Jesús” para “toda la eternidad”. Desde allí se le conoció como Madre Teresa. Desde entonces, comenzó el trabajo humanitario al que se dedicaría el resto de su vida. Lo que empezó de forma modesta, con la creación de un hogar para moribundos en Calcuta, pronto se convirtió en una oleada de centros sanitarios en distintas partes de la India. Su labor llegaría a extenderse a nivel internacional y, en los años setenta y ochenta, ampliaría sus esfuerzos a países comunistas, latinoamericanos y africanos.

Fue la encargada de fundar las Misioneras de la Caridad, al tiempo que resumió su vida al servicio de Dios, de la Iglesia y de los más necesitados.

La Madre Teresa, a lo largo de toda su existencia, fue una persona generosa de la misericordia divina, y una ferviente defensora de la vida humana, tanto de la no nacida como la abandonada y descartada.

La Madre Teresa de Calcuta se describía así misma como misionera : “De sangre soy albanesa. De ciudadanía, India. En lo referente a la fe, soy una monja católica. Por mi vocación, pertenezco al mundo. En lo que se refiere a mi corazón, pertenezco totalmente al Corazón de Jesús”.

Fuente: Diario de Los Andes

OS