Ballet De Arañero a Libertador conmemora la historia de un líder

Este homenaje artístico a la siembra del Comandante, está inspirado en relatos suyos incluidos en el libro Cuentos del Arañero, la obra está dividida en tres tiempos.

Con sencillas metáforas, el Ballet De Arañero a Libertador cuenta cómo un niño que creció en una casa humilde de piso de barro y que vendía dulces de lechosa conocidos como “arañas” que su abuela preparaba, decidió dejar de lado su sueño de ser un lanzador de béisbol de las Grandes Ligas para incorporarse al ejército a los 17 años, su trampolín para cambiar la historia venezolana reciente.

Usando como fondo las violentas protestas callejeras de 1989 en Caracas conocidas como el “Caracazo”, en las que murieron varios centenares de personas, la puesta en escena muestra a un Chávez, interpretado por el bailarín Gilberto Rodríguez, desilusionado con la clase política del país a la que considera corrupta e insensible a las penurias de los pobres, lo que lo impulsa a rebelarse.

El clímax llega cuando Chávez, cuya encendida retórica inspiraba amor y odio casi por igual, irrumpe en el escenario político venezolano como un huracán en febrero de 1992 al encabezar una insurrección militar. Capturado y llevado ante las cámaras, anuncia que para él y sus seguidores vendrán “nuevas y mejores oportunidades”, que llegan seis años después al alcanzar el poder por el voto popular.

La obra se estará presentando en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño, con dos funciones 6 de marzo a las 7:00 pm y 7 de marzo a las 5:00 pm. La entrada es libre.

NP

NA