Béky: “Salí de Venezuela, pero Venezuela nunca salió de mí”

 Béky: “Salí de Venezuela, pero Venezuela nunca salió de mí”

Originario de Caracas, Hernán de Béky llegó a Los Ángeles en 1979 con el sueño de convertirse en productor de televisión y director de cine. Pero en una vuelta del destino, fue la profunda y distinguida voz de este venezolano la que marcó el rumbo de su carrera en Hollywood, cuando durante una pasantía en una estación de radio grabó un anuncio de servicio público.

“Fue una cosa verdaderamente fabulosa, una cosa fantástica que me despertó mucha fantasía. En ese momento yo estaba como entusiasmado con la idea de oírme al aire por primera vez”, recuerda de Béky.

También lo escuchó al aire la productora de una agencia de publicidad que lo contrató para hacer un comercial de radio nacional. Desde entonces, ha grabado más de 3.000 comerciales.

“Me puse de moda, como dicen en Estados Unidos”, dice Béky. “Mi voz sonaba a cada rato en televisión”.

Ahora, su voz es una de las más conocidas en la industria del entretenimiento en español en este país. Se la puede escuchar en cientos de tráilers de películas, doblaje de películas animadas y un sinnúmero de videojuegos.

La historia de este venezolano, sus sueños y cómo llegó a convertirse en un exitoso actor de voz comercial se inmortalizó en un cortometraje titulado “Remember This Voice” (“Recuerda Esta Voz”).

La película, filmada en 2016, fue resultado de un concurso de la publicación The Hollywood Reporter en conjunto con la compañía Principal, que pedía a lectores que contaran sobre un momento decisivo que cambió inesperadamente sus vidas.

De Béky decidió someter su historia y ganó el concurso. La película sobre su vida, dirigida por Jeff Chan, ha ganado múltiples premios en festivales de cine internacionales.

Narrada por el propio de Béky, relata su fascinación por Hollywood, y cómo la televisión fue su escape de la realidad. Informó la VOA

“Yo me veía de alguna manera haciendo un papel en ese mundo que estaba viendo la televisión”, recuenta el actor y locutor.

Determinado en realizar su sueño, de Béky consiguió una beca para estudiar cine y televisión en Los Ángeles. Ingenioso, logró que publicaciones – el Diario de Caracas y la revista Kena - lo respaldaran como corresponsal de entretenimiento antes de lanzarse a su aventura en Estados Unidos, comenzando su jornada sin retorno a Venezuela.

En la universidad conoció a su esposa Adriana Sáenz, con quien está casado hace más de tres décadas y tiene un hijo de 23 años. Con ella también realizó una colaboración empresarial, produciendo reportajes con numerosos actores y personalidades artísticas.

De Béky dice que no puede quejarse. Tiene éxito, una familia que ama y una vida llena de satisfacciones. Pero a pesar de ello, admite que añora su tierra.

“Extraño Venezuela. Yo mismo me escandalizo la cantidad de años que tengo que no voy a Venezuela. Lo que más extraño de Venezuela es el cariño de la gente, es la espontaneidad que tenemos los venezolanos. Es el orgullo de ser venezolano y de poder decirle a la gente sí yo salí de Venezuela, pero Venezuela nunca salió de mí” VOA

YS