Bortolameolli, un alumno aventajado de Dudamel: "Un director debe comunicar"

Bortolameolli, un alumno aventajado de Dudamel: "Un director debe comunicar"

Alumno aventajado de Gustavo Dudamel, el chileno Paolo Bortolameolli, que acaba de ser nombrado director asociado de la Filarmónica de Los Ángeles (EE.UU.), aseguró a Efe que un maestro debe "ser un comunicador" que conecte con su orquesta y escuche a sus músicos, pero también que sepa enganchar al público.

"Si partes de que el director no toca ni siquiera una nota, la única posibilidad que tiene de hacer bien su trabajo es comunicar sus ideas, su concepto, hacer que la orquesta se comunique, que se escuchen, que se cree esta danza invisible entre lo que tienes en tu cabeza y lo que está sonando (...), que sea como un baile orgánico en el que nadie se pise los pies", explicó.

Bortolameolli detalló que esa faceta comunicadora con la batuta no se refiere solo a lo que pueda pedir o decir sino también a hacerse entender con gestos "con los ojos" o "con la sonrisa".

"Pero, al mismo tiempo, siempre lo extrapolo a qué puede hacer un director fuera del podio. Los directores deben ser comunicadores no solo cuando están ensayando sino también sobre cuánto pueden hacer para lograr comunicarse con la audiencia: qué puedes hacer para que la gente se entusiasme", añadió.

Para celebrar que acaba de ser elegido director asociado de la Filarmónica de Los Ángeles, Bortolameolli se pondrá hoy al frente de la orquesta angelina en un concierto en el emblemático Hollywood Bowl con un programa de inspiración española titulado "Falla & Flamenco", en el que también participarán los bailarines de la Academia de Danza y Teatro Siudy Flamenco.

"Falla tiene una característica que le hace tremendamente especial: recoge lo mejor de la tradición, lo mejor del folclor, pero hace suya esa música", opinó.

"Es una música tan increíblemente llena de colores y de vida... 'El sombrero de tres picos' es una obra orquestal fantástica, con un final, la jota, que es pura fiesta. Es de esas cosas que la escuchas y te hace sonreír: es un sinfín de ideas, una inyección de vitaminas. ¡Qué genial, todo! Y 'El amor brujo' tiene lo otro, que es muy mágico, una música muy bruja", argumentó.

Con "felicidad y orgullo" por su nombramiento como director asociado en la Filarmónica de Los Ángeles, Bortolameolli aseguró que este paso en su carrera "simboliza una muestra de confianza y de reconocimiento al trabajo realizado", primero en su programa de becas (2016-2017) y luego ya como director asistente.

Dudamel, titular de esta orquesta, lo resumió así en un comunicado divulgado esta semana: "Desde la primera vez que lo vi dirigir, los talentos de Paolo han sido obvios e impresionantes".

"Lo lindo con Gustavo es que, cuando le conocí, yo conocí a Dudamel (...). Y poco a poco vas conociendo a Gustavo", afirmó un Bortolameolli halagado por los piropos.

"Y eso me gusta porque se mezclan ambos: la persona que admiras como músico, como artista, como foco de inspiración a través de su propia figura, su filosofía detrás de las orquesta juveniles, su aporte en cuanto a ser un artista de esa talla (...). Pero también vas conociendo a la persona, que es tremendamente cercana, justo un latinoamericano con el que uno se identifica mucho", añadió.

El maestro también tuvo palabras de lo más dulces para la Filarmónica de Los Ángeles y su identidad basada en "atreverse y probar cosas".

"Al final, ¿cuál es el objetivo? Hacer que la gente sienta que el arte, en general, es su lenguaje universal y que no hay puertas o murallas que nos separen de lo que hacemos sobre el escenario con lo que ellos reciben bajo él", consideró.

"Se trata de que la música tenga siempre inventiva e imaginación, que ningún concierto se parezca al otro, que no se convierta en una rutina, que ir a un concierto no sea solo el panorama del viernes por la noche, sino que sea: ¿con qué me van a sorprender esta semana?", expuso.

De sus inicios musicales, escuchando el piano de su abuelo o emocionándose con siete años con la Quinta Sinfonía de Beethoven, a dirigir orquestas internacionales por todo el mundo, Bortolameolli se mostró orgulloso ahora de pertenecer a una joven generación de latinoamericanos que está abriéndose camino en el panorama mundial.

"Es nuestro momento. Siento que en Latinoamérica hay un talento enorme, que hay un movimiento joven, que se dedica a la música clásica y que quiere hacer nuevas cosas, que es realmente alentador", finalizó. EFE

YS