"CartasVivas" rescata del olvido a las pioneras españolas del siglo XX

"CartasVivas" rescata del olvido a las pioneras españolas del siglo XX

Rescatar del olvido la memoria de las autoras y pensadoras del siglo XX es el objetivo de "CartasVivas", un proyecto audiovisual que llega a Edimburgo para dar voz y preservar el legado de estas pioneras, que destacaron en la escena social y literaria de España y Latinoamérica.

El Festival de Cine Español de Edimburgo, que se clausura hoy tras ocho días de películas y espacios de debate, fue donde, hace tres años, se conocieron sus creadoras, la catedrática de la Universidad de Exeter Nuria Capdevila-Argüelles y la cineasta Paula Ortiz, y el foro internacional en que han presentado su trabajo.

"CartasVivas", como la define Capdevila-Argüelles en entrevista con Efe, es "una biblioteca audiovisual testimonial online y gratuita" que, mediante la web www.Cartasvivas.org, pone a disposición de todos el testimonio de estas autoras, recuperado tras un minucioso estudio de sus correspondencias, diarios y entrevistas.

Formato innovador

La también escritora explica que la idea de este innovador formato, en que la historia de cada autora es narrada por una actriz en tres vídeos (tres cartas vivas) de entre dos y cuatro minutos de duración, nació "a través de dos caminos diferentes", depurando su archivo y adaptándolo al modo actual de consumir cultura.

"En la carta viva no nos inventamos nada, son palabras ya dichas que pertenecen a un archivo. Lo que hacemos es llegar al corazón de eso tan confuso y extraordinario que es la identidad y la voz de las mujeres en un diálogo siempre convulso con la historia", dijo.

Testimonios verdaderos

Para las directoras era fundamental mostrar los testimonios de estas representantes silenciadas de la vanguardia del siglo XX con sus luces y sombras, el dolor que manifiestan a través de sus escritos y el conflicto constante en el que viven por el hecho de ser mujer y despuntar en sus respectivos campos.

"Eso necesitaba un formato que se adecuara al momento actual en que consumimos cultura a través del móvil. De ahí surgió la idea de una carta viva. El concepto de 'carta' porque siempre es un mensaje del pasado que llega hasta hoy y 'viva' porque queremos hacerla vivir", precisó la catedrática.

La faceta pedagógica es el eje central de esta biblioteca, en cuya construcción participan los estudiantes de la Universidad de Exeter (Inglaterra) y de la de Barcelona, haciendo subtítulos y traducciones y formando parte del proceso creativo con la idea de que se extienda a colegios e institutos de España y el Reino Unido.

Capdevila-Argüelles recalca su compromiso con divulgar el trabajo académico, a lo que contribuye "CartasVivas" por ser "una nueva forma de compartir conocimiento, para que este traspase las aulas".

La creadora destacó el papel de las actrices que han dado vida a las tres primeras mujeres (Sandra Escacena como Hildegart Rodríguez, Marian Álvarez como Carmen Laforet y Consuelo Trujillo como Pilar Primo de Rivera) por ser "muy conscientes del momento de recuperación de memoria que se está viviendo en nuestro país".

Historias diferentes, llenas de claves

Mujeres muy distintas entre sí, pero cuya historia es clave para entender el momento que vivieron.

Si bien Rodríguez, asesinada con 18 años por su madre, fue una socióloga y reformista sexual, Laforet, pese a no considerarse autora, es una de las escritoras más importantes del siglo XX, mientras Primo de Rivera fundó la Sección Femenina de Falange durante la guerra civil y el franquismo.

Tras recibir quejas por la inclusión de esta última, el equipo de Cartasvivas está revisando su testimonio, pero considera necesario incluirlo para, desde una perspectiva crítica, entender el presente.

"Queremos mostrar la complejidad de la identidad femenina en el siglo XX español, cuando se acelera y se ralentiza la emancipación de la mujer. De ahí la importancia de tener a Pilar Primo de Rivera, que lideró el grupo responsable de la educación de las mujeres en España durante 40 años", matizó Capdevila-Argüelles.

Esa fue la época de "la armarización del feminismo", cuando, tras una modernización en que parecía que iba a morir el modelo de esposa y madre ideal, los conflictos bélicos imponen un modelo conservador -"el mismo que se está imponiendo ahora", a su juicio- por lo que las responsables "son fundamentales para entender cómo se impuso".

"CartasVivas" seguirá su andadura retratando a las escritoras Mercedes Pinto, Teresa Wilms Montt y Elena Fortún entre muchas otras para poner a la autora en el foco y visibilizar los conflictos íntimos, públicos y privados que vivió y reflejan una época.

Las misivas llegan además con una posdata, la de invitar a que quien cuente con un diario, epistolario o entrevista la haga llegar a las directoras y participe en esta recuperación de la memoria colectiva. EFE

IR