Claudia Schiffer, de musa consagrada a diseñadora

Claudia Schiffer, de musa consagrada a diseñadora

Supermodelo icónica de los años noventa, musa de diseñadores como Karl Lagerfeld o Gianni Versace y embajadora de buena voluntad de UNICEF, la alemana Claudia Schiffer se convierte de nuevo en diseñadora, esta vez de una colección cápsula para la firma Être Cecile.

Supermodelo icónica de los años noventa, musa de diseñadores como Karl Lagerfeld o Gianni Versace y embajadora de buena voluntad de UNICEF, la alemana Claudia Schiffer se convierte de nuevo en diseñadora, esta vez de una colección cápsula para la firma Être Cecile.

La Schiffer muestra su talento de forma polifacética a través del diseño de ocho prendas que reflejan “su estilo personal sin esfuerzo”, como ha escrito ella misma en Instagram.

Desde que Claudia Schiffer comenzara su andadura en la industria de la moda han pasado más de treinta años, en los que su nombre se ha convertido en bastión representativo de los años noventa, la era dorada de los supermodelos en la que junto a Naomi Campbell y Cindy Crawford conformó el trío de supermodelos más famosas de la década.

Chanel, Valentino o Dolce & Gabbana son solo algunas de las firmas que se rifaban trabajar con Schiffer y su icónica mirada azul, que en metro ochenta de elegancia y carácter recorría pasarelas internacionales y protagonizaba anuncios que se tornarían en icónicos, como en el caso de Fanta.

Schiffer, que bajó de las pasarelas en el año 2009 sigue vinculada estrechamente a la moda, esta vez, detrás de los focos.

Favoritas

Así es como ha diseñado un total de ocho prendas en colaboración con la firma francesa Être Cecile, una marca que según la modelo ha escrito en Instagram, es para ella una de sus “favoritas”, con la que ha creado una colección en básicos para el día a día en los que priman estampados de rayas o gamas cromáticas clásicas y favorecedoras, como el azul “navy”.

“La colaboración se inspiró en la sensación sin esfuerzo de los iconos de estilo de los años 60 y 70, como Sylve Vartan y Jane Birkin. Mirando piezas de firma como una camiseta clásica de Breton, volvimos a trabajar ciertas formas y agregamos giros de diseño juguetones como motivos divertidos, tipografía y lemas”, explica Claudia Shciffer desde la web de Être Cecile.

De camisetas que respiran estética francesa en rayas blancas y rojas a sudaderas con imágenes en blanco y negro de la supermodelo, la colección se encuentra disponible desde hoy en la web de la firma francesa, un estilo con el que la alemana se identifica, como en la campaña que protagonizó el año pasado para la firma parisina Ba&sh.

Y es que fue precisamente ese aire francés que asemejaba a la alemana con Brigitte Bardot el que cautivó a firmas y diseñadores, cuando Schiffer debutó y captó la atención en el sector de la moda al protagonizar una campaña fotográfica para la firma Guess, en la que fue retratada por Ellen von Unwerth.

No es la primera vez que muestra su faceta como diseñadora, ya que en 2016 diseñó 40 prendas de cachemira para la firma Tse, inspiradas en un viaje que hizo al sur de España y que materializó en jerséis, suéteres y ponchos, siguiendo una línea básica que define el propio estilo de la maniquí y que inspira guías de estilo en grandes cabeceras de moda.

También este febrero diseñó algunas piezas de cerámica para la marca portuguesa Vista Alegre y Bordallo Pinheiro, que fueron presentadas en la feria Maison & Objet 2020, mostrando que además de la moda es fiel adepta del arte en sus diferentes formas, como la financiación del biopic de Elton John “Rocketman”, del que fue productora ejecutiva.

Proyectos que demuestran que la versatilidad de la supermodelo alemana va mucho más allá de un físico que cautivó al mundo entero, y que hacen de Claudia Schiffer un icono polifacético. EFE

EB