El traje futurista de Armani se pasea junto al Hawaii de DSquared en Milán

Volcanes, lianas y plantas exóticas inundaron hoy la pasarela de Milán, una estética en la que los diseñadores gemelos de DSquared2 se han basado para crear su colección de hombre de la próxima temporada primavera/verano.

Una colección ecléctica, que mezcla diferentes tipos de prendas bajo los patrones de estos dos diseñadores italianos, con una estética rompedora, llamativa y que, al mismo tiempo y con solo una ojeada, te transporta directamente a Hawaii (EE.UU.) o a cualquier otra isla del Pacífico.

Trajes de chaqueta que no lo son, cortados en todas las direcciones; camisas lisas, cortadas por una línea vertical que parte su monocromía; grandes parcas que cubren la desnudez de los aborígenes y un sinfín de alusiones a la época de los colonos, con grandes sombreros de paja y estampados de mimbre en sus prendas más selectas, como los trajes de noche.

Porque, dentro del caos de DSquared, el traje de chaqueta, la joya del textil italiano, aparece como un lapso de tranquilidad, un oasis de calma chicha entre el barullo de la selva tropical.

Un traje pitillo, muy entallado, con tendencia al brillo, sobre zapatos acharolados, con camisa blanca y pajarita de seda negra y culminado con una americana muy entallada, con pequeñas solapas y un estampado geométrico en color pajizo, que recuerda a las típicas sillas en las que, a la puerta de su casa, el explorador descansaba después de sus aventuras por territorios selváticos.

Pero la selva no tardó en extinguirse, y la pasarela de Milán volvió a Europa, a Nueva York o a cualquier urbe con altos edificios, bares y clubes donde ver y dejarse ver, lugares donde pasea un hombre como el de Armani, que luce con brío el clásico traje de chaqueta.

Porque, como si fueran los antagonistas de un clásico de cine italiano, el diseñador milanés presentó una colección basada solo en el traje de chaqueta, una creación que va desde el lino apagado y en tonos años 20, perfecto para las tardes de la próxima primavera/verano, hasta una revisión futurista del tartán, en tonos violáceos, que encajan a la perfección con una noche estival.

Porque el célebre diseñador italiano apuesta por el lino y el algodón para los días plácidos y calurosos del próximo verano, mientras que el traje oscuro, a cuadros y con una textura rígida, será el protagonista de sus noches. Traje las 24 horas del día.

Por el día, los hombres de Armani combinarán la holgura de las prendas en tejidos ligeros y colores claros como el coral o el blanco roto, con camisetas entalladas con un estampado geométrico.

Ya de noche, Armani vuelve a su cauce y propone el traje oscuro, pero esta vez en versión tartán y, en muchas ocasiones, en tejido tejano.

En tonos azules oscuros y eléctricos, el traje de las noches del mítico diseñador milanés es una revisión del clasicismo, del tartán irlandés, en el que conjuga sólidas americanas con, esta vez, camisas, pero con la novedad de la inclusión en ellas del conocido como cuello Mao.EFE