Skip to main content
Falleció Arquímedes Rivero: el "zar de las telenovelas"

Falleció Arquímedes Rivero: el "zar de las telenovelas"

 A los 91 años falleció en Miami, en donde residía desde hace varios años, el productor cubano de telenovelas y radionovelas, Arquímedes Rivero. Fue responsable del éxito de centenares de dramáticos en Venezuela, en donde residió desde la década de los años 50. 

Nacido en Pinar del Río, Cuba, marcó una época estelar en la TV venezolana, primero como jefe de programas dramáticos de Radio Caracas Televisión y luego de Venevisión. La misma actividad desempeñó durante varias décadas en Radio Rumbos, en donde comenzó también su labor como actor al llegar a nuestro país. 

Pero profesionalmente se inició en su natal Pinar del Río, en un grupo de actores que participaban en programas de radioteatro. 

A los 16 años le dieron el papel de galán joven en una novela radial y a esa misma edad comenzó a trabajar como locutor. Tres años después, se fue a La Habana para ampliar sus horizontes. 

En la capital cubana hizo casting para una serie de aventuras llamada “Los tres Villalobos”, para la cual lo seleccionaron. El programa tendría mucho éxito de audiencia. Allí interpretaba  al menor de los tres hermanos protagonistas. 

En 1954 vino a Venezuela invitado por unos familiares que vivían Caracas, ciudad que le gustó tanto que decidió quedarse y echar raíces en Venezuela. 

-Como en Cuba había tantos actores y se ganaba poco dinero, decidí establecerme en Caracas, donde me contrataron en Radio Rumbo –contó en una ocasión en una entrevista televisiva-. Aquí hice la famosísima radionovela Martín Valiente, entre otras inolvidables títulos que hicieron historia en la radio venezolana. 

En aquella época, ya tenía un buen camino recorrido en las radionovelas cubanas, al lado de figuras como Celia Cruz y Gina Cabrera. 

Volviendo a sus años en Cuba, a finales de la década de los 40 se sumó al cuadro dramático de RHC Cadena Azul y luego pasó a la emblemática emisora CMQ. También participó en las películas Cuando las mujeres mandan (1950) y Bajo el cielo habanero (1951). Pero antes de eso, en 1948, interpretó al médico de Don Rafael del Junco en El derecho de nacer, sin imaginarse que unos años después haría el personaje de Albertico Limonta en la versión radial venezolana y produciría la de televisión (1969), que lanzó a la fama a Raúl Amundaray como galán. 

Aquí en Caracas, fue contratado en 1969 por Radio Caracas Televisión, donde produjo decenas de telenovelas y figuró entre los responsables del éxito de dramáticos como  La usurpadora, La indomable, Sacrificio de mujer, Raquel y La italianita, entre otros. A partir de 1988 se unió a las filas de Venevisión. 

-Fueron muchos años en plan estelar -contó al diario El Nuevo Herald de Miami-. Fue una época de oro en ese país que tanto quiero y recuerdo, la Venezuela de mis triunfos. 

Estuvo casado por más de 50 años con Mariluz de Rivero y fue padre de cinco hijos. De ellos, la única que heredó su afición a las historias de amor fue su hija Omaira, dialoguista de Gata salvaje, Pecadora y Amor comprado, entre otros trabajos. Por cierto que ayer, el mismo día de su muerte, se estaba cumpliendo el primer aniversario del fallecimiento de su esposa Mariluz. 

 

(Foto: Twitter)