Skip to main content
Fernando Pinilla: "Las caricaturas siempre han sido incómodas para el poder"

Fernando Pinilla: "Las caricaturas siempre han sido incómodas para el poder"

Un par de minutos son suficientes para que el ilustrador Fernando Pinilla dibuje una de sus famosas caricaturas. Con particular destreza, desliza el lápiz sobre el papel de manera veloz y sin tener que borrar ninguno de los trazos. Es evidente que lleva el dibujo, su mayor pasión, en las venas.

“Las caricaturas siempre han sido incómodas para los que están en el poder y, sobre todo, para los que lo ejercen mal, y eso me enamoró”, explica a la Voz de América el artista, de 40 años y residente en Caracas.

Sus caricaturas se publican habitualmente en el diario El Nacional, en Venezuela, y en El Tiempo Latino y el Diario de las Américas, en Estados Unidos, por lo que además de plasmar en el papel dibujos relacionados con Venezuela, también realiza caricaturas que incumben al país liderado por el gobierno del presidente Joe Biden.

En 2014 fue galardonado con el premio Pedro León Zapata. Explica que esa fue una de sus grandes inspiraciones.

“En mi caso tengo un estilo totalmente distinto, pero creo que todos mantenemos el mismo camino, que es intentar siempre transmitir un mensaje de la forma más clara, más amena. A veces hay temas que dan risa y temas que hacen llorar, pero siempre intentamos que esa carga de frescura que lleva la caricatura esté impresa en cada una de ellas”, expuso.

Libertad de expresión en Venezuela

Según reportes de instituciones internacionales como Reporteros Sin Fronteras (RSF), Venezuela se encuentra en una situación “muy grave” respecto a la libertad de prensa. El último informe de la organización afirma que en el país caribeño la prensa es objeto de “ataques públicos que fragilizan a la profesión y alientan procedimientos judiciales abusivos, campañas de difamación e intimidaciones -especialmente contra las mujeres- y acoso en Internet contra los periodistas críticos”.

Pinilla lamenta la coyuntura que atraviesan los profesionales de la información e incluso declara que ha vivido algunos de estos hechos en primera persona.

“Yo he sido amenazado de muerte en Venezuela. Yo he sido muchas veces difamado, y me han hecho campañas para hostigar por redes sociales”, sostiene.

Unas intimidaciones, que, según el caricaturista, provocan “cierta inseguridad” a la hora de desempeñar su trabajo, y que en algunos casos le han llevado hasta la autocensura.

“Así sea poco, siempre existe un poco de autocensura también por un respeto, por tu propia integridad y por las personas allegadas a ti. Sabes que de una amenaza o de una palabra se puede pasar a otra cosa”, dice el ilustrador, quien resalta que trata de que sus caricaturas “sean críticas, irónicas y mordaces, pero al mismo tiempo digan la verdad sin necesidad de ofender”, dice.

Pero Venezuela no es el único país latinoamericano que cuenta con una baja puntuación respecto a la libertad de prensa. Otras naciones como Nicaragua, Brasil, Cuba, o El Salvador, también estarían llevando a cabo una “retórica contra los medios”, de acuerdo con RSF.

“Es increíble que todavía estemos viviendo ese sesgo, que todavía vivamos bajo el miedo y el terror”, dice Pinilla sobre la región.

Pinilla Ilustrado, 15 años de caricaturas

Pinilla se encuentra en este momento de gira por Europa. Ha estado en París, Barcelona, y próximamente visitará Madrid con el objetivo de dar a conocer Pinilla Ilustrado, una obra que recopila diferentes caricaturas publicadas en la prensa venezolana durante los últimos 15 años.

“No busca más que mostrar cómo ha sido el proceso de deterioro de Venezuela”, dice.

Sin embargo, destaca que el libro no solamente está dirigido a los venezolanos, sino que también está enfocado para que lectores de otras nacionalidades “empiecen a ser un poco críticos ante las propuestas de los políticos”.

“Yo creo que nosotros tenemos una responsabilidad ciudadana, no solamente en Venezuela, sino en todas partes. Uno tiene que ser más que un habitante, un ciudadano, y un ciudadano tiene deberes y compromisos, no solamente consigo mismo ni con su familia o con sus seres cercanos, sino con el país. Porque el país depende de cada individuo y eso es algo que yo siempre resalto porque pareciera que la gente lo olvida”, concluye. VOA (Foto: Instagram) Informe21/LJ