Festival de las Ánimas, tradición maya que pervive en el siglo XXI

EFE

Un jolgorio de músicos con la cara pintada de calavera y un altar de difuntos con alimentos dan vida en pleno siglo XXI a la tradición cultural maya del Festival de las Ánimas arraigado en Yucatán, estado del sureste de México.

El festival, a celebrarse del 24 de octubre al 2 de noviembre en los principales municipios de Yucatán, tiene su origen en la cultura maya que se desarrolló en el sureste de México y de la que son herederos unos 800.000 habitantes.

"La cultura maya está viva; es una de las pocas culturas vivas que se pueden ver hoy por hoy en la cocina, en distintas ciudades, pueblos de Yucatán, en la vestimenta", asegura a Efe la secretaria estatal de Fomento al Turismo, Michelle Fridman.

El desfile de las ánimas del 24 de octubre saldrá del cementerio general de Mérida para dar pie a las actividades de las celebraciones que alcanzarán su cenit con el llamado Festival del Pib (tamal grande de masa que los mayas cocinan en un horno bajo tierra).

El evento de este 2018 tendrá como novedad el Festival del Pib "a fin de cautivar a los visitantes", declaró a Efe Renán Barrera, alcalde de Mérida, la capital de Yucatán, ciudad que hace 10 años retomó por primera vez el Festival de las Ánimas para fortalecer los valores culturales y tradiciones del estado.

El 27 de octubre se presentará una muestra de 70 altares de Hanal Pixán (comida de ánimas) en la plaza grande de Mérida, con bebidas tradicionales como atoles y chocolates en jícaras, dulces de papaya, camote, yuca, pepitas, cacahuates, pibes y panes.

"Las comidas preferidas de los fieles difuntos, como relleno negro o blanco, cochinita pibil y pavos asados", por supuesto que estarán en las ofrendas, asegura el alcalde.

La secretaria de la Cultura y las Artes de Yucatán, Erica Millet Corona, dijo a Efe que en esta muestra de altares estarán representados al menos 50 de los 106 municipios del estado.

Se espera que días antes comiencen a instalarse chozas de paja y corrales con gallinas y cerdos vivos para que los visitantes conozcan la forma en que los mayas viven y veneran a sus fieles difuntos, explicó la funcionaria.

Algunos participantes tendrán tortillas de maíz hechas a mano para invitar al turista "un taco" de cochinita, lechón al horno o el guiso de su preferencia, acompañado con salsas de chile habanero u otros picantes.

Millet Corona afirma que el "Hanal Pixán", tradición gastronómica que honra a los muertos, sigue vivo porque fortalece la identidad de la región.

Es una tradición que sigue firme y cada año cautiva a miles de visitantes, quienes disfrutan el más mínimo de detalle, desde las flores endémicas, veladoras, retratos de los fieles difuntos, manteles blancos adornados con figuras de hilo contado, hasta las jícaras llenas de comida, asegura.

La festividad tiene una sección dedicada a los niños difuntos, con altares con velas de colores y los juguetes que preferían en vida; a los adultos se les pone ropa, el recipiente para agua o lo que se llevaban cuando iban a sembrar.

Otras actividades a destacar en el Festival de las Ánimas será la exposición fotográfica del yucateco Alejandro Poot Molina, cuyos trabajos se exhibirán en el Centro Cultural Olimpo, a partir del 25 de octubre.

Para el 27 de octubre, los visitantes podrán disfrutar la Noche Mexicana dedicada a las ánimas en el remate del Paseo de Montejo y al día siguiente se inaugurarán los festivales de las Flores y del Pib, donde los visitantes del barrio San Sebastián ofrecerán pibes de carne de puerco y de pollo.

Una vaquería de ánimas tendrá lugar en los bajos del Palacio Municipal de Mérida y para el 31 de octubre, está programado el paseo de las ánimas de San Juan al Cementerio General, en el cual se espera que se reúnan más de 50.000 visitantes, abundó la funcionaria. EFE

ST

Categoria: