Skip to main content
Harry Styles estrena su nuevo disco " Harry’s House" (Video)

Harry Styles estrena su nuevo disco " Harry’s House" (Video)

Dos años después del lanzamiento de su último disco, con una pandemia de por medio y una gran gira mundial en camino, Harry Styles estrena este 20 de mayo Harry's House, su tercer disco. El nombre, que hace referencia a la canción Harry’s House / Centerpiece de Joni Mitchell, deja claro el eje temático del proyecto: el hogar.

El álbum está compuesto por 13 canciones, divididas en dos bloques, a través de las cuales el artista explora todas las dimensiones del concepto “casa”. El significado físico y tangible de la palabra está presente de forma explícita en las letras y sirve para situar las canciones en distintos escenarios tanto hogareños (la cocina, el suelo del salón, el jardín) como geográficos (Hollywood, Bishopsgate, Nueva York...)... El otro, el simbólico, figurativo y emocional, subyace en la parte argumental. Harry's House es, en esencia, una reflexión sobre cómo el amor, la familia, el paso del tiempo y la relación con uno o una misma cumplen un papel tan importante en la construcción de un hogar como los cimientos en la de una casa.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by @harrystyles

La primera parte del tracklist abre con Music for a Sushi Restaurant, Late Night Talking y Grapejuice (sí, la canción con nombre de fruta que nunca falta en los discos de Styles), tres temas que ya dejan claro algunos de los rasgos más característicos del disco: el tono liviano y positivo de la gran parte de las melodías, las relaciones amorosas (con referencia a Olivia Wilde incluída en As It Was) como mayor constante narrativa y la triunfal combinación entre una composición sonora clásica y una producción y mezcla contemporáneas, reseña los40.com

As It Was y Daylight son un puente necesario para pasar a otro tipo de mood, que aunque en apariencia sigue siendo dulce, tienen un trago más amargo. Y es que otro factor a destacar en Harry's House es que el autor sigue haciendo evolucionar sus baladas, sustituyendo casi por completo el tono épico y grávido de Sign of the times por uno más austero que, aunque no hace que rompamos a llorar, nos pellizca el corazón. Prueba de ellos son Little Freak o Matilda.

En Daydreaming, Styles se apropia del tema Ain’t We Fukin’ Now de The Brothers Johnson para dar forma a una oda al sexo donde se evidencian dos recursos constantes más en Harry’s House: las letras evocadoras, entre sugerentes y sinuosas, despreocupadas y sexys en su pasotismo que tan claramente se reflejan en la propia personalidad del artista; y el culto constante a los ídolos de Harry, que van desde clásicos como The Beatles o Van Morrison a referencias más modernas como Yo La Tengo, Wilco o John Mayer (quien de hecho firma parte de las guitarras de Daydreaming). 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by @harrystyles

YS (Foto: Instagram)