Humanizar a los animales supone desnaturalizarlos

Humanizar a los animales supone desnaturalizarlos

La prohibición votada en junio pero no promulgada en el estado de Quintana Roo contra las corridas de toros ha sido el último envite prohibicionista contra la tauromaquia en México.

Desde su puesto de director de Tauromaquia Mexicana, Pepe Saboritla, asume la misión de defender los festejos taurinos tanto desde el punto de vista jurídico como intelectual por ser un vital legado cultural y mantenerse como una tradición viva.

Pregunta: ¿Cuál es el principal objetivo de Tauromaquia Mexicana?

Respuesta: Que la fiesta de los toros siga siendo legal en México, más allá de crear afición o que la industria de los toros crezca. Si se tiene que morir que sea por muerte natural, por falta de afición, pero que sea legal hasta entonces. Es cierto que si hubiera más afición, labor que corresponde a matadores, empresarios y ganaderos, sería más difícil que los políticos vayan contra la tauromaquia.

P: ¿Qué estados de México están en riesgo de prohibición?

R: Prácticamente todos están con problemas, lo tenemos mapeado desde Tauromaquia Mexicana. Lo tenemos seccionado en amenazas y es la casi la totalidad del país, con grupos animalistas buscando la prohibición, y los que ya tienen iniciativa dentro de los congresos, un semáforo anaranjado, hablamos de 14 estados.

La mitad de los congresos del país tienen iniciativas ya. Hay tres estados con prohibición total: Sonora, Guerrero y Coahuila. En fase intermedia está Quintana Roo que se votó por la prohibición pero no se ha promulgado. La ley está mal hecha y el Gobernador se dio. En México cuando se afectan los usos y costumbres de las comunidades originarias se debe consultar a estas y esto no se hizo con la comunidad maya que tiene tradición taurina. A parte hay problemas de prohibición en municipios.

P: Los ejes de trabajo de Tauromaquia Mexicana se centran en la cultura y la naturaleza.

R: Sí, cultura porque no puedes coartar lo que hace el pueblo, hay que regular y modernizar pero no prohibir. En México la tauromaquia es parte de la cultura. La naturaleza es un tema básico. Nos cuesta mucho trabajo hacer entender que la fiesta de los toros está a favor del bienestar animal, preocupada sobre cómo vive ese animal.

Los toros de lidia viven en mejores condiciones que cualquier otro animal de consumo humano. Se les cría como deportistas de alto rendimiento, el transporte que tienen a las plazas ningún otro animal lo tiene por comodidad y respeto, hay veterinarios en las ganaderías y en las plazas, y solo se sacrifica el 10 % de lo que se cría.

P: ¿Puede la lidia introducir cambios en este debate frente a la prohibición?

R: Sí. Lo digo internamente dentro del ámbito taurino, debemos hacer cambios. Desde principios del siglo XX no se han introducido apenas modificaciones, desde que se introdujo el peto para los caballos. Por qué no adaptar la tauromaquia a estos tiempos? Para mí la esencia es torear, el aficionado no sale con ganas de matar sino de dar lances con su suéter.

Hay propuestas dentro del ámbito taurino para que el sacrifico del animal sea más rápido y menos doloroso. Se están haciendo pruebas con estoques con balines dentro.

P: ¿Qué acciones concretas está tomando Tauromaquia Mexicana con el fin de evitar la prohibición?

R: Una es la parte jurídica y legal, se divide en dos, el cabildeo con los políticos, conversar con ellos, mostrarles qué es la tauromaquia, información verídica.

En la parte jurídica trabajamos con amparos, decretos, formulación de leyes, analizar todo eso. Luego está informar a la sociedad, es imposible informar a los 130 millones que sería nuestro deseo, así que vamos con los jóvenes, no para hacerles aficionados, pero sí para que entiendan la relación entre hombre y animal.

Sabemos que detrás de esa visión equivocada de la naturaleza de los prohibicionistas hay un gran negocio de productos de mascotas que pretende humanizar a los animales y cuando lo haces los desnaturalizas.

También hemos ofrecido a los anti taurinos hacer estudios en conjunto. Yo no creo que mi verdad sea la que vale, hagámoslo en conjunto, con especialistas, veterinarios, médicos, pero no aceptan esta propuesta.

P:¿Tauromaquia Mexicana es el resultado de la unión del ámbito taurino o de la urgencia legal?

R: Surge en 2011 por la necesidad porque en Ciudad de México hubo un riesgo real de prohibición. Fue la asociación de ganadores con un grupo de abogados. Luego del otro lado surgen más iniciativas de prohibición y los políticos no quieren tocar el tema, sucede como con el aborto y los matrimonios homosexuales, prefieren pasar de perfil ya que puede dividir su voto.

Entonces los taurinos nos organizamos para que haya una plataforma de cara el público. Tras los ganaderos se incorporaron bibliógrafos, matadores, empresarios, aficionados.

P: Están recopilando mucha información, ¿alguna sobre los ecosistemas que perduran gracias a la tauromaquia?

R: Sí existen, hay un libro de SAGARPA (Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural)que se está actualizando. Hay 170.000 hectáreas donde vive el toro de lidia en México lo que significan 170.000 hectáreas de flora y fauna. Estamos mostrando y demostrando estos datos a la sociedad.

P: Ha mencionado temas tabús que sufren el mismo problema de intolerancia que la tauromaquia, aborto y matrimonio homosexual. ¿No es la tradición un equipaje demasiado pesado para posicionar la tauromaquia hoy en día?

R: No creo que porque sea una tradición se deba mantener, hay tradiciones que quedan fuera de la sociedad actual, de hecho este es un argumento de los anti. El tema es que en esta sociedad todavía hay un sector que sí la desea. En la Ciudad de México, en temporada taurina, la fiesta de los toros sigue siendo el espectáculo número dos tras el fútbol. Es una tradición vigente.

P: La prohibición de la tauromaquia es un debate global en el que también participan sociedades sin tauromaquia. ¿Se trabaja igualmente en esa dirección internacional de generar opinión?

R: Nos falta un proyecto a nivel global aunque estamos en contacto con la Fundación Toro de Lidia en España, con el Observatorio Nacional Francés de las Culturas Taurinas, hay relación, con el ProToiro en Portugal. En Latinoamérica no existen estas instituciones salvo en México, pero sabemos de la intención de crearlas. La idea es llevar una propuesta conjunta a la Unesco. EFE

IR