Ilan Chester: "Esto no es nada menos que demencia"

Ilan Chester, uno de los artistas venezolanos más reconocidos dentro y fuera del país, declaró en exclusiva para Informe 21 sobre el asalto a la Sinagoga de Caracas.

Como es sabido, un grupo de radicales profanó la sede de la comunidad judía venezolana mostrando absoluto irrespeto a los símbolos sagrados de esta religión.

-¿Qué opinión le merece el asalto a la Sinagoga de Maripérez?
-Era de esperarse. Nuestro presidente ni es culto ni es inteligente. El odio y el resentimiento no conocen el lenguaje de la convivencia y la cortesía. Y el sentimiento anti-judío ha sido históricamente el recurso mejor usado por las peores mentalidades. Los que se dejan influenciar por las comunicaciones del Presidente, aunque estén convencidos que estas palabras nacen de un lugar de amor y de justicia, a decir verdad nacen de un corazón obscuro y de una mente atormentada. Es evidente que una gran cantidad de gente no entiende esto todavía y necesariamente se tendrán que enterar más tarde. Así ha sucedido siempre.

-¿O sea que no cree que la oposición es responsable, como dice el Presidente?
-Claro que no. ¿Qué más va a decir? Él nunca será responsable de nada malo. Esto seguirá siendo así hasta que un tribunal de gente seria se lo haga saber.

-¿Qué mensaje le envía a quienes profanaron el lugar?
-Hay "panas" con los que no se puede hablar.

-¿Qué piensa de esta nueva ola de antisemitismo en el mundo?
-No hay ninguna ola antisemita nueva. Ese sentimiento de odio hacia los judíos tiene dando vueltas desde los anales de la historia y la reciclan cada tanto tiempo los que necesitan una respuesta rápida a sus ambiciones. Mi papá una vez me dijo:" Tú podrás ser Hare Krishna y te podrán llamar el músico de Venezuela, pero al final del cuento todos te ven como judío".

-¿Tiene el Estado de Israel la culpa de estas reacciones?
-El problema palestino no es fácil. Inclusive en Israel hay mucha gente que se niega a aceptar algunas políticas de Estado pero no puedes tomar la decisión de odiar a todo un pueblo, por demás generoso y productivo, aún si consideras que ha habido abuso de fuerza de parte del gobierno israelí. Por otro lado, está la necesidad de existir y con eso nadie puede jugar.

-¿Cómo se siente como judío cuando se amenaza a su comunidad y se le acusa con esta violencia?
-¿Qué culpa tiene cualquier estudiante o trabajador judío venezolano entregado a sus labores? ¿Qué clase de lógica es ésa? ¿Cómo se siente un venezolano cuando de manera injusta y denigrante es tildado de "escuálido". ¿Acaso habrá término más ofensivo que éste? ¿Verdad que indigna? ¿Verdad que hiere? ¿Acaso no estimula odios? Ellos no tienen la culpa. El responsable es Hugo Chávez, pero según él, yo no califico ante sus ojos, primero porque soy un escuálido y segundo porque soy judío. ¿Qué tal?

-¿Qué es peor, el radicalismo islámico o la izquierda occidental antisemita?
-La ignorancia no es exclusiva de nadie. Mi conviccion es que Dios existe y mientras no lo incluyamos de manera adulta y seria en la ecuación de nuestras vidas, somos parte del problema y no de la solución. Hemos entrado en casa ajena y sin considerar al dueño hemos decidido saquear su propiedad. Tapamos la tierra con cemento, matamos a los hijos antes de nacer, contaminamos todos los recursos naturales, eliminamos a quien no esté con nuestras ideas. Esto no es nada menos que demencia.

-Usted perdió parte de su familia en el Holocausto en Europa. ¿Teme ahora por los suyos que viven en Israel?
-Para nada. Israel es un país fundamentado en las bases de principos civilizados y tiene una moral muy alta. Eso, y estar bien armado y entrenado es una garantía para sus ciudadanos.

-Usted decidió acogerse a otra religión. ¿Qué piensa de quienes dentro de la comunidad judía no le perdonan aún que siendo hijo de uno de los máximos líderes del sionismo mundial haya abandonado su religión de origen?
-Ellos no tienen que perdonarme. Tú solo perdonas cuando eres lo suficientemente amplio como para amar a todos por igual.

-¿Qué hace falta para la Paz en Oriente próximo y en el mundo?
-Solo una comunidad que se esfuerza por el cultivo interno de cada uno de sus individuos que la conforma puede tener acceso a los valores de la paz y la convivencia. Incluir el entendimiento de la vida espiritual en nuestras vidas es conocer nuestro origen y nuestras coincidencias. En un mundo cínico y golpeado como el nuestro, esta clase de visión está cobrando cada vez más fuerza. Hay mayor conciencia de la necesidad de desarrollar entendimiento y compasión entre los humanos y la convivencia amorosa es un hecho factible para aquellos que se esfuerzen en ese sentido, a pesar de los radicales de la política y de los fanáticos religiosos.

-¿Usted en algún momento no dijo que le parecía que Chávez tenía un buen corazón?
-Y en cierto modo sigo pensando igual, a mí me atrae mucho la idea de la América Latina unida y hasta el más fuerte opositor tiene que admitir su sensibilidad social. Lo que pasa es que todos somos pueblo y si él quiere unirnos como continente, dada la inmensa oportunidad que tiene debería primero unirnos como país y si no lo hace... ¿De qué nos sirve su buen corazón?