JK Rowling indemnizada por filtración de seudónimo de su última novela

Rowling decidió donar el total del importe, que no ha sido revelado, a The Soldiers' Charity, una organización benéfica de apoyo a soldados y sus familias.

La multimillonaria autora presentó una demanda contra Russells, un bufete especializado en derecho del entretenimiento, después de la aparición en julio de un artículo en el diario británico Sunday Times, que reveló que ella había publicado bajo seudónimo la novela "The Cuckoo's Calling" ("El cuco está llamando").

El libro, publicado en abril con la firma de Robert Galbraith, relata la historia de un excombatiente herido en Afganistán que se convierte en detective privado e investiga el suicidio de una modelo. Su autor es presentado como un ex oficial de la policía militar.

Russells reconoció que uno de sus asociados, Chris Gossage, había revelado el secreto a una amiga, Judith Callegari, quien pasó la información al Sunday Times.

JK Rowling quedó "consternada y afligida por semejante traición", dijo su abogada, Jenny Afia, al Tribunal Superior de Londres.

La escritora también anunció el miércoles que donará durante los próximos tres años los derechos de autor globales del libro a The Soldiers' Charity, para agradecer a los soldados que la ayudaron en la investigación.

"Siempre tuve la intención de donar a The Soldiers' Charity las regalías de Robert (Galbraith), pero no había previsto que el libro aparecería en la lista de los más vendidos sólo tres meses después de su lanzamiento. En realidad, nunca me había imaginado que pudiera estar en esa lista", dijo la escritora en un comunicado.

El libro había vendido cerca de 1.500 copias en tapa dura antes de que se revelara su verdadero autor, en contraste con las 450 millones de copias de los libros de Harry Potter vendidos en todo el mundo.

Sin embargo, "El cuco está llamando" ha recibido elogios de la crítica, y hay productores de TV interesados en la adaptación del libro, dijo Rowling.

La autora, que cumplió 48 años el miércoles, dijo que usó un seudónimo para trabajar "sin bombos y platillos ni expectativa" y recibir comentarios "totalmente sin adornos".AFP