José Vicente Pinto interpreta a Tomás Arnaldo Robles en "De todas maneras rosa"

Jose Vicente debutó en Venevisión en la producción dramática “Un esposo para Estela” (2009), seguidamente personificó a Rosario Tabares en la exitosa telenovela de Martin Hahn “La Viuda Joven” (2011). Y en esta ocasión interpreta a Tomás, personaje que en los capítulos finales, dará un giro que sorprenderá a todos y se convertirá en un reto para el actor.

Tomás es la mano derecha de Don Anselmo (Gustavo Rodríguez) un hombre trabajador, discreto y leal, o al menos lo es con su jefe. “Él siempre está dispuesto a hacer cualquier cosa por su jefe; lo admira y utiliza su ejemplo como aprendizaje de vida. Pero Tomás, que en apariencia ha sacrificado muchas cosas para entregarse al trabajo, también tiene su lado humano, su “talón de Aquiles”, y es que, sin darse cuenta, terminó involucrado en una relación prohibida, polémica y peligrosa, que pone en riesgo todo lo que ha conseguido con su labor y hasta puede poner en riesgo su vida”, comenta el actor.

¿Qué importancia consideras que tiene para la sociedad actual, un personaje como Tomás, en una telenovela?

Con Tomás en esta historia, de alguna manera se rescatan dos cosas; la primera es que, con dedicación, trabajo, lealtad y responsabilidad, se puede progresar en la vida. Claro que, quitando las cosas ilegales que hace con Don Anselmo, (risas). Y la segunda es que, a pesar de haber conseguido todo lo que quería desde el punto de vista profesional, es capaz de sacrificarlo todo por un verdadero amor. Tomás no se detiene por el qué dirá la sociedad o por el rechazo posible de su entorno familiar y profesional. La locura del verdadero amor lo motiva…

¿Cómo te has sentido trabajando por primera vez bajo la pluma de Carlos Pérez?

¡Muy bien!... Cada vez que terminaba de leer un capítulo tenía una enorme curiosidad por saber qué pasaría en el siguiente. Carlos Pérez mezcló un balance perfecto entre un drama muy humano, creíble y posible, con un humor muy bien elaborado, ocurrente y fácil de digerir para el televidente. Por otra parte, en esta novela los conflictos, sus resoluciones y la generación de nuevos conflictos suceden de una manera vertiginosa; no se puede decir como antes escuchaba “si veo un capítulo de la novela cada dos semanas igual entiendo todo”.

¿Podrías contar alguna anécdota que haya ocurrido en alguna grabación de la telenovela?

La primera vez que grabé fue una escena en un carro (“cámara car”), con Gustavo Rodríguez (Don Anselmo). Los dos íbamos conversando dentro del carro mientras manejaba por la ciudad. Esperamos un buen rato que colocaran las cámaras en la parte delantera, que cuadraran el ángulo de las tomas y el foco, ya que una vez saliéramos a grabar ya no se podría corregir nada más. Recuerdo que hacía mucho calor y debíamos ir con los vidrios cerrados para aislar el audio y captar más nítida la conversación. Estuvimos dando vueltas y grabamos unas 10 alternativas para la escena y cuando regresamos las chequeamos y había problemas, porque se metían cornetas de otros carros, o porque pasábamos de luz de sol a sombra de árboles, o porque los vehículos que pasaban cerca se paraban por curiosidad al ver el carro lleno de cámaras. Total que salimos de nuevo y colocamos el aire acondicionado a millón por el calor y cuando llegamos a una zona con luz constante, grabamos la escena, que quedó excelente, pero se nos olvidó un pequeño detalle… No apagamos el aire acondicionado y el ruido se metía en los micrófonos, nos hacían señas desde el camión que iba frente a nosotros, pero no entendíamos nada (y no queríamos morir de calor), tuve que poner las luces de emergencia y pararnos en medio de la vía para que nos aclararan lo que pasaba, ahí entendimos y cuando estuvimos listos arrancamos de nuevo, grabamos la escena una vez más y estábamos contentos, porque quedó excelente. Pero pequeño detalle: en esta oportunidad se nos olvidó quitar las luces de emergencia, y se escuchaban en el audio, así que tampoco sirvió esa escena… (Risas).

¿Qué proyectos hay para este 2014?

Este año estaré participando en festivales internacionales con el cortometraje “Secretos” dirigida por Luis Jiménez, y ya concreté una nueva obra de teatro y un largometraje en un género que será innovador en Venezuela. Además, hay planes internacionales…

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Hacer actividades que tengan que ver con la naturaleza o con el arte, leer, ir al teatro o a conciertos y, sobre todo, visitar a mi familia.

¿Hasta ahora qué es lo mejor que te ha pasado en la vida?

Tener una familia gigante, llena de amor y todos sanos.

Un sueño por cumplir…

Protagonizar una buena película, en la que la fortaleza esté en el guión, el peso recaiga en los personajes y que produzca una profunda reflexión para la sociedad.

Tomando en cuenta uno de los temas de la telenovela… ¿Es necesario un toque de locura para llevar el día a día?

Tener un toque de locura para llevar el día a día es tan necesario como lo es el respirar para vivir. Más aún en medio de la crisis que vivimos - no sólo en el país, sino también en el mundo -, este toque de locura me permite evadir por momentos estos problemas, para poder disfrutar plenamente de las cosas más simples, estas cosas que poco a poco se van sumando para formar una vida alegre y exitosa.

¿Qué tanta locura hay en tu vida real?

¡Hay mucha! De hecho cuando mi entorno me dice “estás loco, eso es imposible y no lo puedes hacer”, para mí es una invitación a transitar por ese camino. Esto me permite vivir una especie de aventura única, aunque esto implique que me tilden de loco, terco y obstinado. Creo que los mayores logros de mi vida han llegado de la mano de pequeños o grandes ataques de locura.

Finalmente… Si te tocara escribir el final de tu personaje…

Primero haría que el amor de mi personaje sobreviva en el tiempo, a pesar de todos los errores que ha cometido, que este amor sea el que enderece su camino y que su pareja entienda que primero existieron los errores motivados a la ambición, pero que luego, una vez que Tomás conoció el amor y la locura que viene con éste, prefirió arriesgar todos sus logros profesionales, e incluso arriesgar su vida, para conservar este sentimiento. Haría que Tomás en algún momento tenga que decidir a qué le debe mayor lealtad, si al trabajo o al amor. Y que decida quedarse con el amor. Después haría que la familia acepte mi relación, sabiendo que este “amor prohibido” es el verdadero camino a la felicidad de nosotros y de ellos, como parte de nuestras vidas, sin prejuicios de ningún tipo.

Sólo queda esperar a ver este viernes 17 de febrero el desenlace de esta historia en el capítulo final de "De todas maneras rosa"… una telenovela llena de romance, secretos, humor, intrigas y mentiras que desde su premiere, cautivó noche a noche a los televidentes.

NP

DJ