"La ronda de noche" de Rembrandt será restaurado ante el público

"La ronda de noche" de Rembrandt será restaurado ante el público

Los amantes del arte podrán asistir en directo, y a través de internet, a la restauración de una de las obras maestra más famosa del mundo, "La ronda de noche" (también conocida como "La ronda nocturna") de Rembrandt, anunció el martes el Rijksmuseum de Ámsterdam.

Estos trabajos de restauración, que costarán varios millones de euros, empezará en julio de 2019 y serán retransmitidos paralelamente en directo en internet.

"'La ronda de noche' de Rembrandt es uno de los cuadros más conocidos en el mundo y debemos conservarlo para las generaciones futuras", declaró a la AFP el director general del Rijksmuseum, Taco Dibbits.

"Más de dos millones de personas vienen cada año a ver 'La ronda de noche', es un cuadro que le gusta a todo el mundo y pensamos que el mundo entero tiene derecho a ver lo que hacemos en él", añadió.

La obra, que data de 1642 y se encuentra en la galería de honor del museo, fue restaurada por última vez hace cuatro años, después de que en 1975 un hombre con problemas psiquiátricos la estropeara con un cuchillo.

Desde entonces, los expertos constataron la aparición de un rastro blanco en algunas partes de la pintura, en particular alrededor de la zona estropeada por las cuchilladas, que decoloraban el dibujo de un perro en la parte inferior derecha.

Los nuevos trabajos de restauración se efectuarán detrás de una pared de cristal para que los visitantes puedan observarlos.

Retransmisión en directo

La restauración podrá ser igualmente seguida centímetro a centímetro a través de internet. El monumental óleo de 3,8 metros de alto y 4,5 metros de ancho pesa 337 kilos.

"El trabajo de conservación se efectúa en general a puerta cerrada pero se trata de una pintura tan importante que hemos pensado que el público [...] tenía derecho a verlo", según Dibbits. "Queremos compartir este momento muy importante", señaló.

Rembrandt Van Rijn (1606-1669) recibió en 1642 el encargo del capitán de la milicia burguesa de Ámsterdam, Frans Bannick Cocq, para retratar a los oficiales y miembros de su milicia. Según Dibbits, es el primer cuadro de este género que muestra a un grupo en acción en vez de en una pose estática.

En tres siglos y medio, la tela conoció traslados, intentos de restauración e incluso se salvó de los nazis.

En los años 1700, se recortó un trozo del cuadro para trasladarlo desde la Casa de los Arquebusiers, sede de la milicia, al Ayuntamiento de Ámsterdam. El lienzo fue limpiado con múltiples capas de aceite y barniz.

Un siglo después, se intentó "regenerar" el barniz de "La ronda de noche" para deshacerse de su color amarillento.

En septiembre de 1939, el cuadro fue evacuado del Rijksmuseum junto a otras 30.000 obras y escondido durante la Segunda Guerra Mundial. A su regreso al museo en 1945, desde su último escondite en una cueva de Maastricht (sur), tuvo que ser restaurado.

Aunque durante el ataque de 1975, recibió 12 cuchilladas (la marca más profunda sigue visible). El museo decidió emprender una gran restauración, pero en 1990 un hombre arrojó ácido sobre la obra.

Recientemente aparecieron nuevos problemas. "Hemos notado en los últimos años un resplandor blanco [...] en la parte inferior del cuadro. Queremos saber qué es", explicó Dibbits.

La restauración, que podrá durar "varios años", "costará varios millones" de euros y buscará igualmente financiación privada, precisa Dibbits.

Pero antes, "La ronda de noche" será el centro de una exposición organizada para el 350º aniversario de la muerte de su autor, a partir de febrero de 2019. AFP / RA