Llueven denuncias por agresiones sexuales en Francia tras caso Weinstein

Llueven denuncias por agresiones sexuales en Francia tras caso Weinstein.EFE

Las denuncias por violaciones y por agresiones sexuales en Francia, que iban creciendo en los tres primeros trimestres de 2017, se dispararon en el último por el efecto mediático del caso del productor de cine estadounidense Harvey Weinstein.

El ministro francés de Interior, Gérard Collomb, reconoció hoy que "hay un efecto Weinstein", al comentar en una entrevista a la emisora de radio "Europe 1" las estadísticas de la delincuencia del pasado año hechas públicas por su departamento.

Collomb puntualizó que el ascenso, en cualquier caso, viene de antes, y lo vinculó también con los programas de sensibilización en las comisarías y porque la policía "tiene en cuenta esa problemática".

El pasado año se contabilizaron 16.400 denuncias por violaciones en Francia, lo que significa un ascenso del 12 % respecto a 2016, pero el ritmo de incremento fue significativamente superior en el cuarto trimestre (del 17,9 %, con 4.400).

En el caso de las agresiones sexuales, en el conjunto del año se declararon 24.000, con un alza del 9,8 %. En los tres últimos meses del ejercicio hubo 6.800, con una progresión del 31,5 %.

El Ministerio del Interior indicó que el pasado año hubo 825 víctimas de homicidios en el país, frente a los 892 de 2016 y a los 872 de 2015.

Pese al descenso, la de 2017 fue una cifra relativamente elevada si se tiene en cuenta que el número de muertos por atentados terroristas se redujo a 3, frente a las decenas de los dos ejercicios anteriores.

Si se excluyen los ataques terroristas, el número de homicidios en Francia subió el pasado año un 2 %, después de otra subida del 11 % en 2016.

La tasa de homicidios se situó entre 0,01 y 0,02 por cada 1.000 habitantes en todas las regiones salvo en la de Marsella (0,03) y en Córcega (0,05).

Collomb dijo que "globalmente hay una estabilización" de los delitos, con un agravamiento de algunos de ellos, como los robos en casas unifamiliares.

EFE
Por Informe21 / FL