"Los bastardos" del argentino Tomás Posse asaltan Venecia

EFE

El argentino Tomás Posse presentó hoy en la sección Horizontes de la Mostra de Venecia su cortometraje "Los bastardos", una curiosa historia de jóvenes rebeldes y casas vacías con la que aspira a conquistar el certamen italiano.

Posse narra la historia de Mateo (Juan Ruax), Alejo (Fernando Malfitano) y Sofía (Malena Villa), tres adolescentes que entran en casas ajenas para experimentar la vida de sus inquilinos ausentes, husmeando en sus habitaciones y entre sus pertenencias más íntimas.

De este modo se recrea toda una realidad paralela, casi onírica, que se verá interrumpida por una presencia imprevista en la casa, lo que pone a prueba la resistencia de cada uno de los intrusos.

No se trata de jóvenes marginales sino de "chicos normales" que no roban ni provocan desperfectos, sino que son solo unos gamberros que se entretienen con sus incursiones.

"Yo quería contar una historia de chicos normales, dos chicos son amigos míos. Me gusta contar cosas que yo conozca. Y este mundo de clase media - media alta, lo conozco porque es la vida que tuve", explicó Posse en una conversación con Efe en Venecia.

El director, bonaerense de 32 años, señala que su deseo desde el primer momento fue partir de un concepto, la localización, el apartamento de un amigo en el que transcurre toda la trama y del que se enamoró por "la textura de sus paredes y la iluminación".

Considera su presencia en la Mostra todo "un lujo" y espera aprovechar "la cola del viento" que soplará por su participación en este prestigioso festival para seguir con su aún breve carrera cinematográfica, en la que ya cuenta con dos cortos.

En este sentido refirió que ya prepara un tratamiento con el que pretende seguir con la historia de estos peculiares bastardos y su intención es "empezar a moverlo, buscar financiación y desarrollar el guión con gente interesante del medio".

En cuanto a sus próximas obras cree que "es fácil hacer cine en cualquier lugar del mundo", con la cámara de un celular, por ejemplo, pero para proyectos más elaborados tiene en mente ayudas como las que otorga el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales argentino o la Unión Europea.

Entretanto Posse trabaja en publicidad, un sector que ni mucho menos quiere abandonar por el cine, aunque aún debe estudiar el modo en que gestiona su vida profesional: "Me gustaría poder desarrollarme en los dos ámbitos", reconoce.

Y pone como ejemplo a grandes directores como el mexicano Alejandro González Iñárritu, destacado también en el mundo de la publicidad.

El joven realizador argentino está pendiente de la tarde del próximo sábado, cuando se sabrá si conquista el certamen veneciano en su sección Horizontes.

"Hay una posibilidad entre doce", comenta, al señalar el número de cortos que aspiran a ganar Horizontes, la segunda sección en importancia de la Mostra, dedicada a las nuevas vanguardias expresivas.

En cualquier caso, por el momento parece que la proyección en la ciudad de los canales es solo la primera aventura de "Los bastardos", pues Posse viajará desde Italia a Chipre para presentarlos también en el Festival Internacional de Cortos de ese país mediterráneo. EFE

ST