Los colombianos Chocquibtown presentan un álbum para "enamorarse en la disco"

La banda colombiana ChocQuibTown. EFE

El grupo colombiano Chocquibtown, conocido por sus ritmos de hip-hop fusionado con la música tradicional de la costa pacífica, lanza en la medianoche de hoy su nuevo disco "Sin miedo", un álbum que mezcla letras de amor con cadencias de pura fiesta con el objetivo de "enamorarse en la disco".

"El objetivo del disco es ese, poder cantarlo pero también bailarlo. Enamorarse en la disco", resume a Efe uno de los integrantes de la banda, Carlos Yahanny Valencia, más conocido como "Tostao".

Chocquibtown es una de las bandas más reconocidas de Colombia, que saltó a la fama al integrar géneros como el funk, el hip-hop, el pop o la música electrónica con el folclor de su región, el Chocó, al noroeste de Colombia, a modo de reivindicación de una de los departamentos más olvidados del país.

Lo conforman "Slow Mike", quien se encarga de la parte electrónica de las canciones, "Tostao", percusionista, y Gloria Emilse Martínez, "Goyo", la voz y el alma del grupo.

En "Sin miedo" buscan regresar a las salas de baile después de que su anterior álbum, "Lo mismo", fuera más "para cantar", asegura "Tostao".

Con eso en mente han elaborado unas "combinaciones rítmicas que nunca" habían "explorado antes", como componer una balada con ritmos urbanos o añadir percusiones de funk a canciones reguetoneras.

Sin embargo, su voluntad de convertirse en un disco de fiesta no quita que muchas de las composiciones sean letras de amor, "canciones bonitas", como describe "Tostao".

De hecho, el título del disco "es una invitación" a vivir "el amor de manera abierta, sincera y libre (...) A veces uno va con demasiadas ataduras" y no "termina expresando lo que tiene en su corazón".

A pesar de las novedades, el nuevo trabajo de los chocoanos presenta dos características que se han mantenido constantes a través de toda su carrera.

La primera es un optimismo que permea todas las canciones, siempre "en la línea de lo positivo, que sea agradable, divertido" y que "todo el mundo lo pueda escuchar", asegura "Tostao", lo que no quita que tengan alguna canción de temática triste, como la nueva "Angelito", que habla de la pérdida de seres queridos.

Por otro lado, el disco no deja de reivindicar los ritmos del pacífico colombiano y de reivindicar el "orgullo de ser afros en Colombia" con composiciones como "Somos prietos", un canto a la comunidad de esa región, principalmente de origen afrodescendiente.

"Sin miedo" ha contado por primera vez con la producción general de "Slow Mike", lo que según su compañero de banda le "da un carácter conjunto al sonido del disco" a pesar de todos los diferentes estilos que integra.

El álbum es el sexto trabajo discográfico de la banda y está compuesto por 13 canciones que además presentan colaboraciones con los famosos músicos Nicky Jam, Wisin y Alexis Play.

Además incluye una canción con el colombiano Carlos Vives, donde se acercan las costas pacífica y caribe al conjugar los sonidos del vallenato con los ritmos.

El resultado del nuevo álbum de Chocquibtown es ecléctico y completo: "Este disco puede sonar en el norte de Bogotá o en una fiesta de caseta de un pueblo rural", concluye "Tostao". EFE

ST