Luis Chataing: No le temo a las presiones políticas

Los admiradores de Luis Chataing siguen su trayectoria profesional con devoción. Con el paso de los años, han observado al carismático comunicador pasar de ser ‘el Monstruo de la Mañana’ para transformarse en la imagen de Chataing TV. Un programa de televisión que, tras ser cancelado por “presiones políticas”, ha impulsado al reconocido locutor a subirse a los escenarios para presentar Por todos los medios, un espectáculo en el que se combinan todas sus facetas profesionales a través de un sitcom teatralizado.

Desde las tablas, Chataing afirma que ya no le teme a las presiones políticas, ya que “cada día que pasa estoy más comprometido con el esfuerzo colectivo de devolver Venezuela a los venezolanos”. Una tarea que, actualmente, ha encontrado su espacio en el humor, esa válvula social que “alivia el duro acontecer diario, sin una leve dosis de humor los desenlaces habrían sido terribles hace rato”.

Convencido en sus ideales, Chataing continuará presentándose en Por todos los medios, donde las próximas presentaciones están previstas en Miami, Houston, México DF y Nueva York. Posteriormente, el reconocido venezolano regresará al país, donde estrenará, el 28 de noviembre, el documental Fuera del aire.

¿Cómo describirías Por todos los medios?
Es un episodio de sitcom (historia que transcurre en la pantalla gigante del show) intervenido por cuatro salidas al escenario. Una fusión entre documental y teatro.

En esta iniciativa logras integrar todas tus facetas (radio, televisión, prensa, etc.), ¿cuál ha sido la clave para hacer un compendio profesional sobre el escenario?
La coherencia en la historia. Son dos mundos que se compenetran inexplicablemente bien: la historia en cine y el show en vivo.

La presentación, diseñada hace más de un año, se adapta a toda Venezuela y el exterior, ¿cómo has logrado conseguir un modelo a la medida de todos los públicos?
Es complejo. El show incluye material de actualidad que puede tocar a cada audiencia en cada región, siempre hay tendencia a tocar la realidad venezolana, pero en su mayoría el show es de fácil comprensión para todos.

¿Qué papel juega la actualidad informativa durante el espectáculo?, ¿se va integrando de forma constante?
¡Es importantísima! Soy un hombre de radio y estoy acostumbrado a estrenar material todos los días, esa necesidad la traslado también al teatro.

¿Cuáles consideras que son las principales diferencias en relación a tus monólogos Si me permiten y Ahora me toca a mí?
Por todos los medios da mayor importancia a la historia narrada en el video, los anteriores eran más concentrados en la presentación en vivo. El último tiene un balance distinto.

¿Sería posible imaginar Por todos los medios sin la participación de Jean Mary?
No, fue concebido para que su presencia tuviera un peso importante en la historia. Me habría gustado viajar con todo el elenco del video, pero sería costoso (risas).

El tema de la actualidad nacional también está siendo abordado por Laureano Márquez en su monólogo Sit Down, ¿es el humor la única herramienta que tiene el venezolano para combatir el día a día?
Es una válvula de presión que alivia el duro acontecer diario, sin una leve dosis de humor los desenlaces habrían sido terribles hace rato. El humor nos permite reponer la sensatez para seguir adelante.

Volviendo a tus orígenes, tu abuelo y tu padre renovaron la arquitectura del país con dosis de creatividad, ¿consideras que ese ingenio se ha transmitido en tu forma innovadora de presentar noticias o información?
Me gusta pensar que es así, que de ahí viene mi inquietud creativa. Sin duda, de ahí viene el orgullo de saber que mis antepasados hicieron algo bueno por el país, ahora me toca a mí.

Tras tu larga trayectoria en los medios de comunicación, ¿qué queda de Chatenstein, el Monstruo?
La inquietud por sorprender, por hacer cosas diferentes todos los días, de no dejar pasar un solo programa sin haber dado todo como si fuera el primero.

Ni tan tarde, Si lo pienso no lo digo, Ya Es 1/2 día en China y Chataing TV han sido tus programas de televisión más exitosos y recordados con gran cariño por el público, ¿cuál es tu secreto para cautivar a los espectadores?
Ser yo mismo, no imitar a nadie, ser perfeccionista en el trabajo, rodearme de compañeros de trabajo de los que pueda siempre aprender algo.

De poder viajar al pasado y revivir la experiencia de trabajar en algunos de esos proyectos, ¿cuál escogerías y por qué?

Ni tan tarde, la química era maravillosa. Erika y yo estábamos casados con el público que nos veía religiosamente todas las noches.

Se conoce que “por presiones políticas” se cancela Chataing TV, ¿has padecido nuevas presiones políticas tras la salida del programa?
No, y no les temo, hace rato cambié. Cada día que pasa estoy más comprometido con el esfuerzo colectivo de devolver Venezuela a los venezolanos, veremos a dónde me lleva este camino sin retorno que he tomado.

¿Está previsto que vuelvas a la televisión?
No por los momentos. Me gustaría hacerlo, pero sólo en las condiciones de libertad de expresión y producción que reclaman los tipos de espacios en que participo.

¿Qué deben esperar tus seguidores luego de Por todos los medios?
Probablemente, el cuarto monólogo sea el retorno al formato básico de stand-up, o tal vez me decida a producir mi primera película, todo luego del documental Fuera del aire que estrenaremos el 28 de noviembre en Venezuela.

Conociendo a Chatenstein
Tus ocurrencias suelen hacer reír a los venezolanos, pero ¿quién te hace sonreír cuando tienes un mal día?
Mi hijo, Luis Ignacio, tiene esa capacidad. Mi esposa y nuestra hija Ximena me cambian el mundo con una sonrisa.

¿Quién sería, a tu parecer, el actual Monstruo de la Mañana?
No hay otro, soy yo.

Eres considerado una de las personas más influyentes del país, ¿qué mensaje le darías a toda la población?
Que no pierdan la "emoción", que no abandonen la batalla, que nos amarremos al país que queremos y lo hagamos realidad para nuestros hijos.

@JosePuglisi para Informe21