Marianne: La serie de terror para este Halloween

Marianne: La serie de terror para este Halloween

Marianne es la mejor opción que ofrece Netflix para ver esta semana de noche de brujas y pasar aterrado otras noches más.

Estamos en octubre, época de Halloween y fantasmas, época donde todos queremos meternos un buen susto mientras disfrutamos una buena producción.

Como es costumbre, las grandes casas productoras estrenan sus producciones, valga la redundancia, en esta época. Por ello, la plataforma de streaming. Netflix, presentó este 13 de octubre la serie de terror francesa, Marianne, creada y dirigida por Samuel Bodin, y escrita por Quoc Dang Tran y el mismo Bodin; cuenta con 8 episodios que te asustaran de principio a fin en una de las mejores producciones de terror de esta década.

La historia trata sobre una novelista de terror llamada Ema Lahrsimon (Victoire Du Bois) que basa su serie de libros en las aventuras de un personaje de ficción llamado Lizzie Lark que lucha contra una bruja llamada Marianne. Un día, Ema decide que esta saga acabará y es desde aquí que empiezan a pasar cosas que la obligan a regresar a su pueblo natal para resolver los fantasmas del pasado, literalmente.

Desde el inicio se presenta una atmosfera de terror. Todo arranca con Madame Daugeron (Mireille Herbstmeyer), que se encuentra poseída por Marianne, en una escena de terror gore en la cocina de su casa, mientras su hija observa asustada tan grotesca escena. Desde aquí el director nos presenta cómo va a ser la serie en los próximos capítulos y qué podemos esperar
La historia es una junta de varios referentes del terror , entre ellos, el Conjuro, las historias de Stephen King y Lovecraft son las más resaltantes .

El pueblo natal de la protagonista, Elden, cumple la misma función que Derry en la novela de King, It, siendo éste un personaje más de la historia que crea todo el ambiente lúgubre gracias a la combinación de sus costas y los bosques que la rodean, y, por supuesto, su clima nublado muy típico del norte europeo.

El terror de la serie es de inicio a fin sin tener que caer en los clichés del género como los “jump scare” o los personajes deformes y aterradores. Sí, hay varios de estos, pero la mayoría de los sustos vienen por un increíble manejo del suspenso y del sonido. Podemos pasar de tener una canción hiper tensa que nos mantiene en vilo a largos momentos de silencio en los que no sabemos qué viene, ayudando así a mantener lo impredecible.

La fotografía juega un factor fundamental en esta historia. Los planos cumplen funciones bastante específicas que va desde los planos cerrados que nos asustan o nos muestran las sensaciones de los personajes, hasta los planos generales que nos muestran el pueblo y su ambiente, todo realizado de forma impecable.

En conclusión , Netflix ha sacado una de las mejores series de horror de los últimos tiempos. La historia tiene bastante que desarrollar por lo que podemos esperar una segunda temporada que nos explique un montón de arcos sin cerrar. Así que, si quieres pasar una buena tarde de sustos, vela. @dald96

Daniel Limongi