Niall Horan, de One Direction, se tatúa una cara en el trasero

"Teníamos una broma entre nosotros y era que Niall era el único de los cantantes del grupo [One Direction] que no tenía un tatuaje. Le dijimos de broma que teníamos la idea de tatuarle mi cara en algún sitio del cuerpo. Él enseguida respondió: 'Sí, ¿por qué no en mi culo?'. Así que se lo tatuamos sobre su nalga izquierda. El tatuaje tardó tres semanas en borrarse. Recuerdo que me enviaba cada semana una fotografía de cómo iba desapareciendo mi cara de su trasero", explicó James al diario The Sun.

Sin embargo, la experiencia no ha terminado de convencer a Niall sobre los beneficios estéticos de hacerse un tatuaje definitivo, una actitud muy distinta a la de su compañero de grupo Zayn Malik, quien recientemente presumía de su última incorporación artística a su anatomía con una fotografía subida a Instagram, una frase tatuada sobre su pecho que reza 'Yo vivo una vida pirata'.

Tanta es la pasión de los cantantes de One Direction por los tatuajes que el pasado sábado, se pudo ver cómo Liam Payne y Louis Tomlinson acudían a las 4.30 de la madrugada a un popular estudio de tatuajes en la ciudad de Los Ángeles.

Bangshowbiz

DJ