Ruddy Rodríguez debuta como productora de cine

La actriz venezolana Ruddy Rodríguez debutará como productora de cine en la película venezolana Ve- nezzia, en la que comparte escena con el actor y cantante mexicano Alfonso Herrera.

El filme, que presenta una historia original de Haik Gazarian, será estrenado en el país para septiembre de este mismo año.

"Venezzia viene a ser la consagración de una de las metas actorales de Rodríguez en la gran pantalla del cine venezolano", asegura el boletín de prensa. La ópera prima de Gazarian, quien venía madurando esta producción desde hace varios años, narrará una historia de amor enmarcada en un hecho histórico trascendental ocurrido en Venezuela y desconocido para muchos.

El largometraje contará con la producción ejecutiva de Ruddy Rodríguez y Edgar Ramírez ­quien además participa en la realización del guión­. El equipo lo complementan Delfina Catalá, quien viene de coproducir en Venezuela con empresas como Disney y Canal Plus, y Tony Fadel quien trabajó como productor ejecutivo en las películas venezolanas 13 segundos y Más allá de la cumbre.

Venezzia cuenta con un reparto conformado por Jörg Hiller, Edgar Ramírez, la colombiana Valentina Rendón y Alberto Arvelo, quienes desarrollaran su talento en una superproducción rodaba completamente en Venezuela.

Para Alfonso Herrera, este largometraje viene a convertirse en su debut actoral en el país. Su carrera como actor comenzó en el cine, cuando Herrera participó en la cinta Amar te duele (2002) del director Fernando Sariñana. Gracias al éxito de este trabajo, Herrera se integró al elenco del que sería su primer proyecto en televisión, Clase 406, te- lenovela que le abrió las puertas a este género y que lo llevara al poco tiempo a protagonizar la serie juvenil Rebelde. Herrera alternó su participación en RBD con su carrera como actor de teatro. En The Pillowman (2008), del escritor Martin Mc. Donagh y bajo la dirección de Mario Espinosa, el joven mexicano interpretó a Michal, un adolescente con retraso mental que a edad muy temprana sufrió torturas y agresiones físicas y psicológicas por parte de sus padres.

"El personaje que interpreté fue un gran reto como actor. Michal padecía varios trastornos psicológicos", explica Herrera.

Por su parte, la venezolana Ruddy Rodríguez cuenta con una carrera artística de más de 20 años llena de logros y reconocimientos. La televisión, el teatro, el canto, la publicidad y el cine, entre otras actividades, forman parte de sus facetas.