Secretismo envuelve el lanzamiento del nuevo libro de J.K.Rowling

Los establecimientos del Reino Unido, que comenzarán a vender el libro mañana, han firmado un acuerdo de confidencialidad con la editorial Little Brown por el que no pueden abrir las cajas con las primeras copias hasta entonces, para evitar cualquier filtración, según revela el diario "The Daily Telegraph".

Rowling se enfrenta por vez primera a los lectores adultos quince años después de haber publicado el primer episodio de la saga de Harry Potter, que ha sido traducida a 73 idiomas y de la que ha vendido 450 millones de ejemplares en más de 200 países.

Desde el lanzamiento en 2007 de la séptima y última entrega de las aventuras de Harry Potter, la escocesa ha invertido un lustro en concluir su nueva novela, que publica en esta ocasión Little Brown, en lugar de Bloomsbury, la editorial que confió en ella cuando todavía escribía en mesas de cafetería y pagaba el alquiler gracias a una ayuda del Gobierno.

"No sabemos nada sobre el libro. Con los otros grandes lanzamientos de otoño hemos podido leer copias previas y se las hemos podido recomendar a nuestros clientes, hemos construido una demanda, pero sobre éste no nos han dicho absolutamente nada", comentó Jessica Graham, propietaria de la librería londinense Primrose Hill Books.

"Eso hace que el público desconfíe un poco y también las librerías. ¿Es bueno? ¿Es malo? ¿O todo esto es solamente una forma de mantener la mística que rodea a J.K. Rowling?", se pregunta Graham.

Este jueves, la escritora presentará "The Casual Vacancy", que todavía no tiene título en español, en un acto en Londres en el que leerá fragmentos de la novela y firmará ejemplares a los asistentes al exclusivo evento.

En una entrevista en el diario "The Guardian", Rowling se mostró esta semana "orgullosa" del libro, si bien admitió su temor "de que todo el mundo diga: qué malo es, debería haber seguido escribiendo para niños".

"Podré con ello y seguiré viviendo" si ocurre algo así, sostuvo la escritora sobre un libro que contiene "cierto humor negro", según divulgó la editorial, a pesar de que J.K.Rowling prefiere que sean los lectores los que juzguen.

El misterio ha rodeado desde el comienzo el lanzamiento de una novela de la que apenas han trascendido detalles, mas allá de que la historia transcurre en un pequeño pueblo imaginario llamado Pagford y que comienza con la muerte inesperada de un hombre llamado Barry Fairweather, de 40 años.

La desaparición de Fairweather abre una guerra entre los vecinos para cubrir su plaza en el Ayuntamiento de la que hasta entonces era una pacífica localidad rural, situación que se complica cuando en la página web municipal aparecen mensajes anónimos divulgando secretos inconfesables de algunos ciudadanos.EFE