Telas metálicas y originalidad marcaron la alfombra de los Latin Billboard

Telas metálicas y originalidad marcaron la alfombra de los Latin Billboard

La alfombra roja de la edición de 2020 de los Latin Billboards, la primera de la pandemia, fue un desfile de vestidos de gala y marcas de lujo, en los que las piernas, los escotes y el "bling" compitieron con la emoción de hacer algo “normal”.

“Esta es la primera alfombra que todos hacemos desde que comenzó la pandemia y se siente muy raro”, dijo a Efe la cantautora española Natalia Jiménez, quien fue una de las presentadoras de la transmisión inicial del programa.

La artista, quien se estrenó en este tipo de programa, llevaba un vestido color nude con brillo y un cinturón hecho de pedrería, diseñado para la ocasión por el mexicano Benito Santos.

Su compañera en el programa fue la actriz Sofía Castro, quien por primera vez trabaja con Telemundo, y reconoció que al prepararse "me sentí como si me estuviera vistiendo para una alfombra por la primera vez”, dijo la artista mexicana, quien llevaba un traje negro que le permitía enseñar la totalidad de su pierna al estilo de Angelina Jolie.

La conductora y actriz Jacqueline Bracamontes escogió un traje clásico negro de la casa Marchesa, que exhibía una poderosa y elegante pedrería en el escote y el torso. "Después de tanto encierro decidí que quería sentirme como una princesa", expresó la artista mexicana.

Con la misma intención, pero agregándole un mensaje de "renacimiento" desfiló la cantante y actriz puertorriqueña Jeimy Osorio. La artista llevaba sobre su traje de corte princesa decenas de delicadas mariposas doradas de metal.

Reguetoneros sobrios

Los artistas urbanos, famosos por su pasión por la ropa deportiva de marca, escogieron trajes de colores oscuros, algunos con brillos, pero decididos a mostrar lo importante de la ceremonia para ellos.

Ozuna, uno de los más nominados de la noche, llevaba un traje negro, cuya chaqueta era dominada por ostentosas cruces diseñada por Versace. “Quise rendirle el honor que se merece la primera alfombra después del confinamiento”, expresó el Negrito de los ojos claros.

También de negro se presentó Alexander Delgado de Gente de Zona, mientras que su compañero Randy Malcom fue uno de los pocos hombres que se decidió por un color llamativo al escoger un traje azul eléctrico.

El panameño Sech, nominado a mejor artista nuevo del año, se presentó con una camisa en honor al beisbolista Mariano Rivera, su compatriota y al equipo de los Yankees de Nueva York, al que perteneció durante la mayor parte de su carrera.

"Es una forma de rendirle homenaje a los grandes de mi tierra", dijo el autor e intérprete de "Relación".

Uno de los más originales de la noche fue el puertorriqueño Dalex y su esposa Patricia, quienes llegaron vestidos con modelos de la diseñadora dominicana Giannina Azar.

"Ella no hace ropa para hombre, pero me diseñó esto a mí. Hasta la tela fue hecha para mí", indicó el cantautor de "Más bonita".

Un México azul y negro

Armando Manzanero y los intérpretes de la Banda MS, Alan Ramírez y Walo Silvas, se presentaron de azul representando a México. Fue el mismo color que escogió la actriz Samadhi Zendejas, quien iba con un traje de corte sirena azul brillante, adornado con pedrería del mismo color. Fue la única que enseñó su máscara, de la misma tela del vestido.

Por su parte, los integrantes de Reik, Christian Chávez y Raymix, jugaron con el blanco y el negro.

Este último llevaba un conjunto deportivo, "que diseñé yo mismo y forma parte de una línea para hombres que estoy lanzando próximamente".

También de negro aparecieron el cantautor español Pablo Alborán y su colega puertorriqueño Luis Fonsi. El intérprete de "Despacito" llegó acompañado de su esposa, Águeda López, quien vestía un sexy vestido plateado.

"Yo creo que estamos todos tan felices que nos hemos vestido con lo que más ilusión nos ha hecho, sin pensar ni en la moda, ni en nada más que celebrar el poder estar aquí", indicó López, quien es una conocida modelo española y diseñadora de una línea de zapatos deportivos.

Los artistas, separados por más de dos metros de la escasa prensa autorizada para participar en la alfombra, llevaban sus máscaras de protección en los bolsillos y carteras. Muchos comentaron la ausencia de público, pero coincidieron en que estaban dispuestos "a hacer lo que haga falta" para entretener al público. EFE

EB