Un falso Jim Carrey se cuela en los premios del cine checo

Jim Carrey no acudió el pasado domingo a la gala de los Oscar. Y mucho menos a otra ceremonia similar que tuvo lugar un día antes en Praga, la de los premios del cine checo... Aunque muchos creyeron haberle visto durante la ceremonia, bajo una lluvia de confeti, recibiendo el tratamiento de estrella acorde a su estatus, por más que lleve un tiempo de capa caída. Solo que no era él.

La explicación es sencilla: todo formaba parte de un engaño. No fue el canadiense Carrey quien acudió a la entrega de los Leones, el equivalente checo de los Goya o los Oscar, sino un hombre llamado Hari Zinhasovic, como acabó admitiendo la academia de cine y televisión del país centroeuropeo (CFTA) y como recoge el diario «The Guardian».

Viendo las imágenes de Zinhasovic, cuyo parecido con el actor es, en el más benevolente de los casos, muy vago, cuesta creer que nadie advirtiera que no se trataba del protagonista de Dos tontos muy tontos y La máscara. De hecho, el domingo, un día después de los premios, la CFTA insistía en que Carrey sí había acudido a la gala, a pesar de que arreciaban los mensajes que advertían del error.

«Por supuesto que el auténtico Jim Carrey estuvo en el escenario. Sabía que vendría pero no sabía lo que haría», explicó la presentadora Lucie Vyborna al diario checo Blesk. Este medio identificó posteriormente a Zinhasovic como el impostor... y la academia acabó rectificando: «Fuimos víctimas de una elaborada farsa», admitió la CFTA en un comunicado.

El propio Carrey, haciendo gala de un gran sentido del humor, se hizo eco de lo ocurrido a través de su cuenta de Twitter. «¡Mirad! Soy más interesante que los Oscar tirado en el sofá comiendo patatas fritas. ¡Mi espíritu no será ignorado!», escribió.

Queda, en todo caso, la gran pregunta: ¿cómo es posible que los principales premios del cine checo cometieran un error de tal calibre? «Nos pusimos en contacto con los supuestos agentes del actor de Hollywood y vino con guardaespaldas y un intérprete, así que todo parecía muy profesional, sin que nadie sugiriese que era una farsa», añade el comunicado de la academia checa, a la que maldita la gracia le habrá hecho la broma.

Fuente: ABC.es

BA

Tags: