Vogue cancela una portada con Miley Cyrus por su actuación en los MTV

Sus discos no se venden como se veía la serie, e intentar ser una estrella a golpe escándalo y grotesca provocación (en eso Madonna es la mejor, pero había mucho arte detrás) que a nadie impresiona no le está dando resultado. Eso de que se hable de mí aunque sea mal es una frase hecha. Justin Bieber, que se hizo famoso gracias a Youtube con una imagen dulce también podía tomar nota. Las primeras consecuencias de estos bochornos mediáticos ya se están haciendo notar.

Esta vez se trata de la portada de Vogue, nada insignificante. Anna Wintour, la conocida editora jefe de Vogue en su edición americana, había decidido encumbrar a Miley como icono fashion del momento, un placer por el que matarían muchos. Wintour es todo un icono de la moda, una de las personas con más poder de toda la industria. Y por cierto, en ella se basa el libro y película "El diablo se viste de Prada".

Sin embargo, después de la bochornosa actuación (como la han calificado muchos) Wintour no ha tardado nada en darle carpetazo, ya que no le agradó en absoluto el comportamiento de la joven o su extraña vestimenta. Como ha contado una fuente cercana, está muy disgustada con la actuación de Miley y ha decidido que había que cambiar inmediatamente de portada y la dirección en la que iba. Que Miley Cyrus tome nota. Provocar por provocar de mala manera nunca convirtió a nadie en estrella.

Fuente: http://www.teinteresa.es/gente/Miley_Cyrus_0_989301643.html