Astronautas del transbordador Endeavour terminan su última caminata espacial

Christopher Cassidy y Thomas Marshburn actuaron tan rápido en la quinta y última caminata espacial que tuvieron tiempo de hacer arreglos adicionales, algo inusual en excursiones de este tipo en la órbita terrestre, siempre obstaculizadas por lo voluminoso del equipo.

"Como ustedes van sobre ruedas, nos estamos quedando sin tareas", dijo una voz del control de misión a medida que la caminata llegaba a las cuatro horas. Veinte minutos después llegó la última llamada de los astronautas: "Ya no nos quedan tareas".

La caminata duró cuatro horas y 54 minutos, con lo que quedó concluida la misión del Endeavour, que se separará de la estación el martes.

El último paseo consistió en una serie de faenas mundanas: cambiar de lugar algunos conectores de cables, guardar una pieza aislante del brazo robot de la estación e instalar cámaras de televisión en el flamante porche del laboratorio espacial japonés.

"Felicidades, acaban de completar el montaje", dijo la misión de control por radio después de la instalación de una segunda cámara. El laboratorio espacial japonés, llamado Kibo (Esperanza), necesitó tres vuelos del transbordador y tomó más de un año en ser completado.

Las cinco caminatas espaciales duraron un total de 30 horas.

El Endeavour tiene programado desacoplarse de la estación espacial internacional el martes y después pasar tres días más en órbita antes de regresar a la Tierra el viernes. La misión llegó a reunir a 13 astronautas en la estación espacial, el mayor número registrado hasta ahora.

El sistema purificador de aire de la estación espacial volvió a funcionar el domingo después de haberse descompuesto. La máquina que limpia el aire dentro de la estación, en el lado estadounidense del extenso puesto de avanzada, falló el sábado cuando la temperatura subió mucho y se apagó el mecanismo regulador del circuito.

Fuente:

Ap.org

EA