El futuro aumento de la temperatura global podría ser mayor de lo que se cree