El avión Solar Impulse 2 inicia con éxito su vuelta al mundo

La revolucionaria aeronave, que no utiliza carburante, despegó a las 07H12 (03H12 GMT) de Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) antes de aterrizar trece horas y dos minutos después a 400 kilómetros de allí, en Mascate (sultanía de Omán).

Al abrirse la puerta de la cabina, el suizo Bertrand Piccard, tocado con un turbante tradicional omaní, dio la bienvenida a su compatriota André Borschberg, quien pilotó la primera etapa.

El vuelo fue "emocionante", declaró un sonriente Borschberg, quien explicó que el trayecto se realizó a 6.000 metros de altitud al tratarse de un recorrido corto.

"Tenemos que ir a dormir un poco, porque mañana empezamos muy, muy temprano", declaró Piccard sin precisar la hora de salida el martes hacia la localidad india de Ahmedabad (oeste). En esta segunda etapa, él estará a los mandos del aparato.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, felicitó a los dos pilotos: "Gracias a su coraje y determinación, podemos despegar hacia un futuro sostenible".

"El desafío que viene es real para mí y para el aparato", había declarado Borschberg, de 63 años, poco antes del despegue. Ante todo, se trata de "un reto humano", recalcó.

El despegue desde Abu Dabi, previsto en principio el pasado sábado, se retrasó por el fuerte viento. Y este lunes el aparato partió con 42 minutos de retraso a causa de un problema técnico, precisó Piccard.

- Un mensaje político -

La vuelta al mundo en 12 etapas corona más de una década de investigaciones llevadas a cabo por Borschberg y Piccard, quienes, además de la hazaña científica, quieren lanzar un mensaje político.

"Queremos compartir nuestra visión de un futuro limpio", declaró antes del despegue Piccard, para quien esta misión debería contribuir a la lucha contra el cambio climático mediante la promoción de "nuevas tecnologías verdes".

La idea de volar sólo con energía solar fue al principio el hazmerreír de la industria aeronáutica.

Piccard, descendiente de una dinastía de científicos y aventureros suizos, dio la primera vuelta al mundo en globo sin escalas en 1999.

Más de 17.000 células fotovoltaicas recubren las alas de 72 metros, casi tan largas como las de un Airbus A380, de este avión bautizado SI2.

Pero el SI2, fabricado en fibra de carbono, sólo pesa 2,5 toneladas, es decir, menos de un 1% del A380.

Las células fotovoltaicas abastecen de energía a los cuatro motores eléctricos, gracias a las baterías de litio.

- Birmania, China y Hawái -

En total, el aparato recorrerá 35.000 km a una velocidad relativamente modesta (entre 50 y 100 km/h) y sobrevolará dos océanos, el Pacífico y el Atlántico.

Este rodeo, a 8.500 metros de altitud como máximo, le llevará cinco meses, de los cuales 25 días de vuelo efectivo, antes de tomar tierra de nuevo en Abu Dabi a finales de julio o principios de agosto.

Después de Omán e India, el siguiente destino será Birmania, antes de la etapa más larga del trayecto: cinco días consecutivos de vuelo para un solo piloto encargado de ir de Nankin, en China, al archipiélago estadounidense de Hawái, en el Pacífico.

A continuación, el SI2 sobrevolará Estados Unidos, con una etapa en Nueva York, antes de atravesar el Atlántico con una escala prevista o en el sur de Europa o en el norte de África.

Aunque mide apenas 3,8 m2, la cabina de vuelo es confortable, pero el piloto permanece inmovilizado en su asiento. "Hacemos nuestras necesidades, nos lavamos con toallitas, comemos y bebemos" sentados, explica Piccard, de 57 años.

"El asiento puede reclinarse para descansar. En ese momento colocamos al avión en piloto automático, pero conservamos el control del aparato y seguimos en contacto con los controladores aéreos" de la misión en Mónaco, añadió.

Según Piccard, el público puede "seguir en directo todo lo que hacemos en la cabina" y "en el centro de control de la misión en Mónaco" en la web solarimpulse.com.

Un total de 130 personas participan en la aventura: 65 acompañarán a los pilotos alrededor del mundo (apoyo logístico) y 65 estarán en Mónaco, en el centro de control de la misión (meteorólogos, controladores aéreos e ingenieros).

El Solar Impulse 2 es el sucesor del primer prototipo, el Solar Impulse 1, que permitió a sus creadores realizar varios vuelos de larga duración en Europa y Marruecos y ser los primeros en cruzar Estados Unidos en 2013, con varias escalas, en un avión de este tipo.

AFP