EE.UU. advierte de que una oposición fragmentada solo beneficia al régimen sirio

Según informes desde Beirut, una decena de grupos armados contrarios a la oposición siria, anunciaron anoche la formación de una nueva alianza pensada para avanzar en la creación de un Estado islámico. El grupo está encabezado por Jabhat al-Nusra, que figura en la lista de estados que, según Washington, apoyan el terrorismo.

En declaraciones a los periodistas que cubren la 68 Asamblea General de Naciones Unidas, la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, reiteró la postura de Washington de que una oposición fragmentada solo beneficia al régimen sirio.

Las autoridades estadounidenses están al tanto de los informes y analizan junto con líderes de la oposición moderada "el impacto que esto tendrá en adelante", según Psaki.

"Una oposición dividida beneficia al régimen sirio y a los oportunistas que están utilizando el conflicto para avanzar su propia agenda extremista", advirtió.

Según la portavoz, la ayuda estadounidense a la oposición moderada continuará, y señaló que las condiciones entre los grupos sobre el terreno cambian "en función de los recursos y las necesidades del momento".

En el marco de la 68 Asamblea General de Naciones Unidas, Kerry se reunió hoy con el emir de Catar, Tamin al Zani, para discutir asuntos de interés bilateral, regional y global, entre éstos el conflicto civil en Siria.

Un funcionario de alto rango de la Administración Obama, que pidió el anonimato, dijo que durante ese encuentro tanto Kerry como al Zani "discutieron la importancia de apoyar a la oposición moderada y avanzar hacia una solución política" a través de un nuevo proceso diplomático en Ginebra "como la mejor forma de poner fin al desangramiento en Siria".

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, participó junto a Kerry en un almuerzo con cancilleres de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, centrado exclusivamente en la situación en Siria.

En el encuentro, las partes discutieron el establecimiento de un mecanismo entre la ONU y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, por su sigla en inglés), cuyo fin es inspeccionar y resguardar el arsenal de armas químicas de Siria.

También discutieron asuntos relacionados con la conferencia de paz en Ginebra, y destacaron la urgencia de resolver la crisis humanitaria tanto en Siria como en la región. EFE

Categoria: