Cuba cree que Obama quedó "muy por debajo de las expectativas" de cambio de política

Según el informe presentado hoy, el embargo ha supuesto daños económicos directos al pueblo cubano de 100.154 millones de dólares a precios corrientes, que equivalen a 239.533 millones tomando como base la inflación de precios minoristas en EE.UU. o de 751.363 millones si se mide en términos de la cotización del oro en el mercado internacional.

Rodríguez dejó claro que considera a Obama un "político inteligente y honesto" que debido a probables razones de política interna sigue adelante con un bloqueo que "aleja a los Estados Unidos de su interés nacional y traiciona los mejores intereses del pueblo norteamericano".

En la misma línea, el canciller subrayó que su país "trata al presidente Obama con todo respeto", pero criticó el hecho de que tras haber anunciado un cambio de política hacia Cuba y prometido que escucharía a sus aliados, la política de Obama se traduce en "un abismo entre su discurso y sus actos en relación con Cuba".

Según el informe, el embargo económico tiene consecuencias sobre el suministro de alimentos o materiales de construcción, la educación, el deporte y la cultura y artes, pero las más dramáticas son las relacionadas con la salud, que solo en un año -entre mayo de 2009 y abril de 2010- causaron pérdidas de 15,2 millones de dólares.

La imposibilidad, debido al embargo, de adquirir placas de yodo radiactivo, temozolamida o contraste iodado no iónico hace que los tratamientos de cánceres y otras dolencias sean mucho más costosas, menos precisos y en algunos casos pongan en riesgo la salud de los pacientes, y particularmente los niños, denuncia el informe.

Como en años anteriores, el Gobierno cubano ha denunciado el embargo como "aberrante", "contrario a la legalidad internacional", "absurdo, ilegal y moralmente insostenible", además de significar "un remanente de la Guerra Fría, una pieza de museo".

Según el informe, lo más paradójico es que incluso la opinión pública estadounidense es contraria al embargo en un 50 por ciento, y partidaria de restablecer las relaciones bilaterales en porcentajes que van del 58 al 71 por ciento según los sondeos.

En la Asamblea General de la ONU del año pasado, 187 países votaron a favor de levantar el embargo, frente a dos abstenciones y tres votos en contra (EE.UU., Israel y Palau). EFE

Categoria: