Obama urge a Putin a retirar a las tropas rusas de las fronteras con Ucrania

Aunque las estimaciones en el número de efectivos rusos concentrados en la frontera varía según las fuentes, Obama señaló que para "aliviar la situación", Rusia debería "hacer retroceder esas tropas y comenzar negociaciones directamente con el gobierno ucraniano, así como con la comunidad internacional".

Estas declaraciones de Obama se difundieron en Washington poco antes de que el mandatario estadounidense llegará de visita a Arabia Saudí.

El jueves, el presidente del consejo de seguridad nacional ucraniano, Andrei Parubi, dijo que unos 100.000 soldados rusos han sido concentrados cerca de la frontera, muchos más de los 20.000 hombres que estima Estados Unidos.

Según Obama, Putin ha dado muestras de "rencor respecto a lo que considera como la pérdida de la Unión Soviética" y afirmó que su homólogo ruso no debería "regresar a las prácticas que prevalecieron en la época de la Guerra Fría".

"Es posible que interprete mal a Occidente. Es seguro que interpreta mal la política exterior estadounidense", precisó Obama durante la entrevista.

Por su parte, Putin destacó este viernes que el papel desempeñado por los soldados rusos en Crimea mostró las "nuevas capacidades" de las fuerzas armadas de su país. "Los acontecimientos en Crimea fueron un examen. Demostraron las nuevas capacidades de nuestras fuerzas armadas y la moral sólida de los hombres", declaró el presidente ruso, confirmando implícitamente la participación de militares rusos en la toma de control de la península ucraniana.

El presidente dio las gracias "a la comandancia y a los hombres de la flota del mar Negro y a las otras unidades desplegadas en Crimea por su moderación y su valentía", durante una ceremonia de entrega de condecoraciones en el Kremlin, retransmitida por televisión.

El profesionalismo de los militares rusos ha "permitido evitar las provocaciones e impedir el derramamiento de sangre, garantizar las condiciones de un referéndum libre y pacífico", añadió Putin.

"Ahora hay que continuar con el desarrollo de las capacidades de combate de las unidades de nuestras fuerzas armadas, incluido en el Ártico", declaró el presidente ruso.

Al final de febrero, Putin pidió y consiguió que el Senado ruso autorizara una intervención del ejército en Ucrania. Unos hombres armados pero sin el distintivo de su nacionalidad tomaron el control de las infraestructuras de la península de Crimea.

Pero nunca ha habido una confirmación oficial de la intervención de militares rusos antes del referéndum del 16 de marzo y la incorporación de Crimea a Rusia.

Asimismo, Rusia calificó este viernes de "iniciativa contraproducente" la resolución adoptada la víspera por la Asamblea General de la ONU que denuncia el referéndum en Crimea y la integración de esa península ucraniana en Rusia. Esta "iniciativa contraproducente (...) no hace más que complicar la solución de la crisis política en Ucrania", denunció el ministerio de Relaciones Exteriores ruso en un comunicado.

La resolución no vinculante, propuesta por Ucrania y copatrocinada por los occidentales, recabó 100 votos a favor, 11 en contra y 58 abstenciones entre los 193 miembros de la Asamblea General. Redactada en términos muy moderados, se abstiene de criticar explícitamente a Moscú. "El gran número de abstenciones y de ausentes es un testimonio elocuente del rechazo a una interpretación parcial de los acontecimientos en Ucrania", estimó el ministerio ruso.

Éste denunció, por otra parte, la "presión descarada, que fue hasta el chantaje político y económico, ejercida [por los occidentales] sobre cierto número de Estados miembros para que votaran a favor".

La resolución subraya que "el referéndum del 16 de marzo, que no tiene ninguna validez, no puede justificar un cambio del estatuto" de Crimea. Pide a todos los Estados y organizaciones internacionales que "no reconozcan ningún cambio de [este] estatuto".

"Afirma el compromiso [de la Asamblea] hacia la soberanía, la independencia política, la unidad y la integridad territorial de Ucrania en sus fronteras internacionales reconocidas".

Por último, el destituido presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, instó este viernes a organizar un referéndum en cada región de Ucrania para determinar su estatuto, informó la agencia oficial rusa ITAR-TASS.

"Como presidente que está con ustedes con el alma y el pensamiento, pido a cada ciudadano razonable de Ucrania: ¡No dejen que los impostores les utilicen! Exijan la organización de un referéndum sobre el estatuto de cada región de Ucrania", declaró en este llamamiento al pueblo ucraniano citado por ITAR-TASS.

"Sólo referendos en toda Ucrania y no elecciones anticipadas podrán estabilizar la situación política y preservar la soberanía y la integridad de Ucrania", agregó.

Yanukovich, que huyó de Ucrania en febrero, vive, según la prensa, en las afueras de Moscú.

También pidió la baja del Partido de las Regiones, del que era dirigente y que debe reunirse el sábado para definir su estrategia con vistas a las elecciones presidenciales del 25 de mayo. El partido reconoció que debe llevar a cabo una profunda remodelación y tiene la intención de participar en las elecciones. AFP

Categoria: