Para formar parte de la información

Barack Obama

Obama en el laberinto

José María Carrascal's picture

NO es fácil ser un político honesto en nuestros días. Deshonesto, sí. Con tergiversar la realidad y mentir a una ciudadanía cada vez más desconcertada, basta. Pero decir la verdad y enfrentarse a una realidad cada vez más sombría, es muy difícil. Obama lo está comprobando ya antes de ocupar la presidencia. Hoy dedicará su atención a la escena exterior, anunciando su equipo, con Hillary Clinton en la Secretaría de Estado, una vez aclaradas las cuentas de su marido, Robert Gates repitiendo en Defensa y un ex general de Marines como consejero para asuntos de seguridad.

Pages