La polémica cantante Amy Winehouse quiere tener su propia muñeca Barbie

Al parecer, Amy Winehouse ha estado muy ocupada últimamente diseñando la que espera que sea la próxima muñeca favorita de las niñas: una Barbie igualita a ella. "Le encantan todos los piropos y silbidos que recibe por su nueva figura. Ella ha estado realizando un montón de bocetos de sí misma y quiere lanzar una muñeca para sus fans", ha contado un fuente cercana a ésta.

Últimamente, la polémica cantante parece haber sustituido las drogas por las operaciones de estética, pues en las últimas semanas ha pasado varias veces por el quirófano. Tras aumentarse el pecho y declarar que pasaría por el quirófano otra vez para ponerse implantes de nalgas, la nueva obsesión de Amy es su "nariz de bruja".

"Todo el mundo le dice que su nariz no tiene nada de malo. Ahora que ha superado las drogas, la cirugía plástica parece ser su nueva obsesión. Desde que se operó los pechos Amy ha estado escrutando su cuerpo", ha dicho una fuente al diario británico The Sun.

No obstante, la cantante de Rehab parece contar con el apoyo familiar a la hora de pasar por el quirófano, ya que su padre ha reconocido que la operación era algo necesario para Amy porque tenía los pechos "desaliñados".

"No creo que el trabajo del pecho tuviese algo que ver con la confianza. Creo que cuando ella perdió todo ese peso, el peso nunca volvió a sus pechos y éstos estaban un poco desaliñados. Sea cual sea la razón, ésta está mucho mejor ahora".

Fuente: Europa Press

MG